viernes, 26 de octubre de 2012

Santiago Camacho sobre la Ouija

Tanto para los que creen como no en el juego de la Ouija: Santiago Camacho da este excelente consejo en el programa de radio Milenio 3 emitido el pasado domingo donde hablaron previamente de un caso mortal ocurrido en Colombia: 

ADDENDA: Versión audiovisual de una moraleja sobre la Ouija del recordado locutor de radio Antonio Jose Alés. Programa Medianoche, Año 1987. Con una música muy buena: 

17 comentarios:

  1. Sabias palabras. En todo caso, yo no recomendaría 'jugar' a la Ouija, ni sólo ni acompañado.

    ResponderEliminar
  2. Sí, el verbo "jugar" es todo lo contrario de lo que puede pasar. Como dice Santiago, nos podemos dar por satisfechos si una sola persona se lo piensa al leernos. La Ouija no es como el primer cigarro o el primer polvo, y más que un rito iniciático puede ser un final para la estabilidad de una mente que no esté totalmente amueblada. No se, es un tema complicado porque el riesgo es uno de los rasgos distintivos de la adolescencia (la nuestra incluida)

    ResponderEliminar
  3. En un post anterior comenté mi experiencia con la Ouija cuando era un adolescente descerebrado: MUY negativa. Siempre tuve la sensación de que fue un aviso. De haber ido más allá, alguno del grupito (éramos, creo, cuatro o cinco), podría haber salido lastimado.

    ResponderEliminar
  4. Para los interesados, Ibur está hablando de su aportación en esta entrada:
    http://antoniortizcarrasco.blogspot.com.es/2012/05/un-caso-de-ouija-recordando-antonio.html

    ResponderEliminar
  5. Pero ha habido casos gravísimos, como el de la adolescente Estefanía Gutiérrez ('expediente Vallecas') fallecida en 1991, tras un calvario de desagradables y extrañísimos incidentes que también sufrieron sus familiares. Tras una sesión de Ouija con sus amigas, su vida se tornó un infierno en la que las puertas de los armarios se abrían y cerraban violentamente, los aparatos eléctricos se encendían y apagaban, y oscuras presencias y siniestras voces que surgian de la nada hicieron de la vida de esta pobre gente... un INFIERNO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes. Estoy viendo el programa que le dedicó 'Cuarto Milenio' (en internet, 'documanía tv.com/caso Vallecas'). Gracias, igualmente.

      Eliminar
    2. Sí, al que llaman también el Caso Vallecas. La familia también tuvo la mala suerte de recibir las visitas de estafadores como Tristan Baker y otros que aumentaban esta desazón. Lo denunciaron en un programa de Expediente FDM, creo recordar. Si quieres lo busco y te envio el enlace para que escuches el MP3.

      De quién hablaron bien fue del doctor Jimenez del Oso, como buen psiquiatra les dió valiosos consejos para que no dieran más fuerza mental al infierno que estaban pasando. Creo recordar que les decia cosas como que cuando vieran bombillas encenderse y apagarse que las tiraran directamente a la calle o a la basura.

      Eliminar
    3. Jiménez del Oso siempre me pareció un maestro. En su disciplina y en la vida toda.

      Eliminar
  6. Las dos hermanas de Estefanía, que compartían habitacion, describen la siguiente imagen:

    'Se oyó un silbido por el pasillo, algo que ya habíamos escuchado otras noches. De repente, oímos un lamento muy cerca de la puerta del dormitorio. No podíamos ni movernos debido al miedo. De pronto, notamos algo en el suelo. La luz de las farolas de la calle entraba por la ventana y se veía con claridad que 'algo' estaba con nosotras.
    Una 'cosa' larga, de forma humana, arrastrándose por el suelo, con la cabeza negra, sin ojos, sin boca, sin nada... reptaba con el pecho pegado al suelo, deslizándose a lo largo de la habitación. Empezamos a gritar y, justo entonces, nuestras muñecas empezaron a ser lanzadas contra la pared. Cuando entraron nuestros padres, nos encontraron encogidas en la cama. Todas las muñecas estaban tiradas por el suelo.'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Terrible la imagen de la foto de Estefanía, ardiendo de improviso, dejando el marco y el cristal intactos.

      Eliminar
    2. Y todo comenzó como un juego, un juego que no conduce a nada bueno psicológico o sobrenatural.

      Eliminar
    3. Encomiable que estés aportando todos estos datos, Ibur. Mientras yo me centro en el aspecto de la psicología, tú aportaras lo propio con las personas que crean en una explicación no natural de la tabla de Ouija.

      Eliminar
    4. O la figura del Cristo girándose bruscamente y siendo arrancada del crucifijo. Todo está reflejado en el pertinente informe policial, pues hasta cuatro agentes se personaron en el domicilio (uno de ellos llegó a sacar el arma reglamentaria). Todos ellos salieron horrorizados del lugar y nunca volvieron.

      Eliminar
    5. Sí, amigo. Todo está unido, en realidad: los aspectos psicológicos y 'paranormales'. En MI opinión, la pobre niña abrió una puerta por la que se filtró ALGO. Algo horrible y diabólico. Sin embargo, no menos peligrosas son las secuelas mentales que una sesión de Ouija puede dejar en personas fácilmente sugestionables.

      Eliminar
    6. No olvidemos el caso que refleja 'El Exorcista'. ¿Con qué estaba jugando la niña antes de ser poseída?. Con la tabla de marras. 'El capitán Howdy', llamaba Regan a la presencia que intentaba 'dialogar' con ella.

      Eliminar
    7. Resaltar que la fenomenología que se produjo en el 'caso Vallecas' es parecida a los horrorosos hechos reflejados en 'El Exorcista'. En el caso de Estefanía, concretamente, se pueden establecer paralelismos somáticos (estados alterados de conciencia, convulsiones, dotación de una fuerza sobrehumana) con la niña Regan.

      Ningún centro médico supo dar razón de sus 'dolencias' y, a día de hoy, las causas de su muerte ('súbita y sospechosa') siguen siendo un enigma.

      Eliminar
  7. TODO mi amor y mi luz para Estefanía y su familia. Lo digo de corazón, pues me irrita profundamente ver la inocencia corrompida por el mal (que sólo triunfa en apariencia).

    ResponderEliminar