jueves, 18 de abril de 2013

Reseña de El León de Petra de Talbot Mundy

El León de Petra era una novela de Talbot Mundy que estaba inédita en castellano. Esta cuidada edición ilustrada de Nauclero Ediciones pone remedio a este error. Os recomiendo su lectura, ya que me lo he pasado realmente bien y se lee muy rápido. Da lo que promete, aventuras orientales y entretenimiento a mansalva. Altamente refrescante, lo que es de agradecer en los tiempos actuales.

Una de las cosas que más me ha sorprendido es la modernidad de toda la obra. Con modernidad me refiero a que se escribió hace casi un siglo y no se nota. El texto es muy fluído y tanto el planteamiento como la resolución funcionan. También es evocadora, está llena de observaciones juiciosas y tiene algunas notas de humor que son un buen contrapunto a su atmósfera de aventura oriental.

Otra cosa a destacar son los personajes, que parecen disfrutar dentro de su rol. James Grim tiene una capacidad de improvisación enorme, pero también los cojones para meterse en la boca del lobo y el cerebro para salir de ella una y otra vez. ¡Si alguna vez juego al poker, quiero a Grim de mi parte! :-) El falso derviche (y narrador) viene a ser la voz del hombre occidental, la transición de quien va conociendo el mundo árabe. Ayisha es puro fuego, y casi siempre en lo malo, ya que mete al grupo en más de un fregado. El malo tiene mala hostia de verdad pero también dos dedos de frente (que lo hace más creible). Pero el personaje que levantará más simpatías será Alí Babá, el viejo ladrón, que no dice una verdad ni por equivocación, pero a la hora de vivir la aventura, nadie la vive con más pasión y valor que él. Y el hecho de que su banda sean parientes (en la línea de que el árabe no tiene amigos, sino primos) acaba resultando un gran hallazgo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario