lunes, 11 de junio de 2012

El Hombre y La Tierra. Félix Rodríguez de la Fuente

Televisión Española ha anunciado para ya la reposición del espacio documental El Hombre y La Tierra del naturalista Félix Rodríguez De La Fuente (1928-1980) para su segundo canal. El Hombre y la Tierra fue un emblemático programa que se emitió entre 1974 y 1980. Félix nos deleitó durante esos años con la fauna y antropología de las selvas sudamericanas, su seguimiento de la fauna ibérica y por último su aventura norteamericana (en la cual encontró la muerte en un accidente de aviación). 


Otros de los puntos fuertes de El Hombre y la Tierra fue la brillante banda sonora del compositor Antón García Abril. ¿Que decir de la recordada música de la cabecera del programa, una para escenas de persecución (que comenzaba con un piano disonante) o la de índole espectral que inicia y finaliza el episodio El Lobo?


Millones de españoles se interesaron por la fauna autóctona gracias a los programas de televisión de Félix Rodríguez De La Fuente. Puedo decir que gran parte de mi interés por la naturaleza y los animales se debe a haber seguido a Félix de niño, siendo también uno de los personajes públicos cuya muerte más me apenó en su momento. He aquí el legado de Félix, que contribuyó también a impedir la extinción de las aves rapaces y del lobo ibérico (animal con el que está indisolublemente asociado).

11 comentarios:

  1. Una sugerencia: recordar, desde tu blog, los diferentes programas que calaron hondo en nuestra infancia. La cabecera, la banda sonora, una mención a las sensaciones que nos producían... somos de generaciones casi parejas, o sea que coincidiremos en muchos de ellos. La infancia es la patria del hombre y es en el patio del colegio donde empieza a forjarse su carácter.
    Te diré, como anécdota, que yo sentía una especial atracción por un maravilloso programa llamado DABADABADA.

    ResponderEliminar
  2. Habría tanto que rescatar, unos estarán en Youtube y los demás perdidos posiblemente para siempre. Y no siempre coincidirán los de una misma generación, no guardo ningún recuerdo de DABADABADA, en cambio sí de otros programas infantiles como La Cometa Blanca o Un Globo, Dos Globos, Tres Globos.

    ResponderEliminar
  3. En ese sentido, YouTube es una bendición. Si buscas, llegas hasta a encontrar programas que creías haber soñado. Recreándome en la melodía e imágenes de alguno de ellos hago un ejercicio de nostalgia y refresco sensaciones ya olvidadas de pura alegría infantil.

    ResponderEliminar
  4. Me pasó con 'Ravioli' y 'Dentro del laberinto'. Pero ahí están. Existieron. No eran fruto de mi imaginación. Aunque a veces lo llegué a dudar ja, ja...

    ResponderEliminar
  5. ¿Queréis esbozar una sonrisa? Pues id a Youtube y teclead: 'Sintonía de DABADABADÁ' (extendida). Atención a la letra. Inmortal Torrebruno.

    ResponderEliminar
  6. Ahora mismo ojeo Youtube y me deleito con la banda sonora de 'Dartacán y los tres mosqueperros' (Wan Wan sanjushi, 1981). Benditas coproducciones animadas europeo-japonesas. Los niños de los 80 (y los 70), les debemos mucho. Al estudio BRB, dirigido por Claudio Biern Boyd (al que algunos llaman el Disney español), y principal responsable de distribuir entre nosotros joyas de la animación (tales como 'Banner y Flappy', 'Mazinger Z', 'Ruy, el pequeño Cid'), habría que hacerle un MONUMENTO.

    ResponderEliminar
  7. Por cierto; el tono de mi móbil es la adaptación que hizo Isao Tomita del 'Arabesque nª1' de Debussy que era, a su vez, la sintonía que encabezaba 'Planeta Imaginari', uno de los programas más surrealistas, extraños e imaginativos que haya ofrecido la televisión.

    ResponderEliminar
  8. Recuerdo en lo más recóndito que existió dos concursos para niños: Destino Plutón (donde se buscaba incentivar el interés por la astronomía) y otro que llevaba por título Los Sabios con ¿Constantino Romero?

    ResponderEliminar
  9. 'Destino Plutón' no lo recuerdo. 'Los Sabios' creo que lo presentaban Isabel Gemio y Andrés Caparrós.

    ResponderEliminar
  10. Tal vez peque de nostálgico irredento, pero me temo que la pureza e inocencia de muchos de esos programas infantiles ya hace siglos que se ha perdido. Programas que, en su mayoría, trataban al niño como lo que son: niños. La basura satánica que vomita la tele hoy en día, está forjando una generación de alimañas.

    ResponderEliminar