viernes, 9 de marzo de 2012

Zazen y científicos aragoneses

Investigadores aragoneses comprueban que la meditación mejora la salud

por Rosa Castro (08-03-2012)

Las patologías psiquiátricas vinculadas con la depresión, angustia o sentimientos de soledad están incrementándose en los últimos años. Tras los avances registrados en el campo de las neurociencias, con la aparición de psicofármacos más eficaces y con la mejora de la neuroimagen, los expertos abogan por incluir en el tratamiento de los pacientes terapias psicoterapéuticas de tercera generación, en las que la meditación zen tiene un papel protagonista.

Javier García Campayo, investigador perteneciente al Instituto Aragonés  de Ciencias de la Salud (I+CS), dirige el Grupo “Salud mental en atención primaria”, reconocido como consolidado por el Departamento de Industria e Innovación y cofinanciado por el Fondo Social Europeo. Asegura que este equipo científico está actualmente estudiando los efectos y modificaciones cerebrales que tiene la meditación zen en un grupo de 60 personas, que desde hace 8 ó 10 años medita diariamente, contrastando los resultados con otro grupo que no medita.  “A través de espectrometría, veremos cómo se modifica la estructura cerebral, a nivel de neurotransmisores, cómo las ondas encefalopáticas varían en los sujetos que meditan”, señala Campayo.

Esta investigación cuenta con la colaboración de Dokushó Villalba, Maestro Zen, que esta semana ha impartido un curso de formación en el Colegio de Médicos de Zaragoza, donde explicó los beneficios de la meditación. “La gente que medita experimenta cambios importantes, porque llega a aceptar la realidad, aprendiendo que somos seres condicionados, que podemos vivir la libertad dentro de unos límites, sin abusar de la naturaleza ni de nosotros mismos, ni de nuestro sistema nervioso”, apunta este maestro zen.


Por su parte, Campayo, perteneciente al Servicio de Psiquiatría del Hospital Miguel Servet, subraya que esta investigación es la primera que tiene lugar en España centrándose en analizar cómo la meditación tiene un efecto beneficioso en la salud, tanto a nivel cerebral y corporal.  Este trabajo se divulgará a través de diversas publicaciones científicas, que detallarán cómo la meditación zen diaria permite una mayor salud y evita determinadas enfermedades, al disminuir el nivel de estrés, reducir la frecuencia cardiaca y tensión arterial.

La meditación aleja la angustia

“La situación de estrés diario altera todo el sistema de neuroinflamación. Lesiona las neuronas, facilita la aparición de enfermedades psiquiátricas, cardiovasculares, neurológicas u otras como el cáncer y la diabetes“, asegura el responsable de este grupo de investigación, perteneciente a la Red de de Investigación en Atención Primaria. También apunta esperanzado los tratamientos basados en terapias terapéuticas de tercera generación, que como la meditación, puedan paliar enfermedades caracterizadas por dolor físico, como la fibromialgia y el cáncer, y por el dolor psíquico, como la depresión o el estrés. 

Además de aliviar el dolor, el gran reto de la psicología del bienestar es “prevenir patologías psiquiátricas”, evitando así su aparición. En este camino, la meditación zen se ha comprobado que puede aportar mejoras en la salud, porque “nos facilita la intimidad con nosotros mismos, vivir de acuerdo a nuestra propia naturaleza, sentir qué es lo que realmente deseamos. Nos ayuda frente a la angustia existencial, nos aleja del miedo a la muerte”, apunta el maestro zen Dokushó Villalba. 

Esta misma opinión es compartida por Campayo, cuyo grupo cuenta ya con más de 70 publicaciones en revistas científicas de impacto. Ambos coinciden en que el tipo de vida actual marcado por el estrés y el ritmo acelerado, está incrementando los niveles de depresión y suicidio, con cada vez más auge desequilibrios psicológicos. “La sociedad se basa en la producción y el consumo, la familia se está debilitando, desestructurando, cada vez hay menos vínculos emocionales, el tamaño de las casas disminuye porque ya no hay tantos miembros y ahora incluso en las parejas también hay crisis. Todo esto ocasiona que las personas experimenten mayor soledad”. 

Fuente: http://www.aragoninvestiga.org/investigadores-aragonesas-investigan-como-la-meditacion-mejora-la-salud/

No hay comentarios:

Publicar un comentario