jueves, 1 de marzo de 2012

Fin de una limitación física

Me ilusiona haceros participes de que, en la clase de yoga de hoy, he podido poner fin a la severa limitación física que me impedía hacer la transición entre la asana Adho Mukha Svanasana (la postura del Perro) y la posición erecta normal (ir con las manos hacia atrás sin doblar las rodillas). Hasta la penúltima clase mis debilitadas rodillas tendían a doblarse hacia fuera, pero hoy todo el esfuerzo efectuado durante años ha dado sus frutos. Habrá que seguir trabajando.

La Adho Mukha Svanasana

2 comentarios:

  1. Gracias! :-) Como todo logro que vale un poco la pena en esta vida, es la suma de estas tres virtudes: constancia, esfuerzo y paciencia.

    ResponderEliminar