martes, 5 de noviembre de 2013

A veces... (por Carlos Sisí)


A veces… 

A veces tengo tantas dudas sobre qué se supone que debo hacer, que me da vértigo y me encierro en mi mismo. Otras en cambio estoy tan seguro de algo que no me importa arriesgar lo que sea; a veces dudo de mi mismo, a veces la seguridad es mi apellido. 


A veces me impaciento, otras puedo esperar el tiempo que haga falta. 


A veces me entusiasmo, otras me aburro. 


A veces *creo*, otras no. 


A veces siento cólera, otras, una paz interior tan grande que podría desviar el camino de los tornados. 


A veces me enveneno: Me enfado, no quiero dar ni recibir… otras en cambio puedo amar con tanta intensidad que el pecho me duele y el juicio se nubla. 


A veces las cosas giran a mi alrededor, otras, yo parezco girar sin sentido ni rumbo. 


A veces sé, a veces no. 


A veces imagino, vivo, salto; otras veces soy una piedra gris en un páramo estéril. 


A veces ayudo y a veces necesito ayuda. 


A veces guío, otras me guían. 


A veces sonrío… a la vida, al cielo, a la gente, al aire que respiro; otras no. 


A veces necesito algo de soledad, a veces la detesto. 


Supongo que en todas esas ocasiones, siempre soy yo, colmado de defectos, imperfecciones, destellos de luz, partes oscuras y partes luminosas. Nadie es cien por cien luz ni cien por cien sombras, pero cuando las cosas se nublan y la oscuridad crece, agradezco tener cerca a esas personas que me hacen sentir especial y *querido*, y que me ayudan a volver. 


Una cosa sé: No soy sino un pequeño puzzle y tapiz hecho de esas pequeñas cosas que he amado y absorbido de la gente que tuve y tengo alrededor.

(reproducido con el consentimiento del autor)

No hay comentarios:

Publicar un comentario