viernes, 21 de diciembre de 2012

Fiesta para el 21, para el día del Fin del Mundo

No se me ha ocurrido mejor manera de encarar este día, fetiche para preparacionistas y apocalípticos varios (más interesantes ellos para programas de misterio que los días propiamente dichos). Recuerdo una canción del cantante e instrumentista Prince titulada 1999, que en su tiempo se tomó de manera festiva ese año que también fue otra fecha de fin del mundo. El leifmotiv de 1999 modeló las canciones Sussudio de Phil Collins y Manic Monday de The Bangles ¡Por un futuro lleno de cambios, lejos de políticos, burócratas y neoliberales sin corazón ni dignidad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario