viernes, 2 de septiembre de 2011

Acoso y derribo del Movimiento 15-M

Después de la tomadura de pelo del cambio constitucional auspiciado por el PSOE y el Partido Popular (cuando antes se escudaban en la inviolabilidad de la Constitución frente a las reivindicaciones del 15-M), los medios de comunicación están poniendo bastante de su parte para erosionar el Movimiento de los Indignados

Unas desafortunadas declaraciones del autor francés Stephane Hessel (inspirador que no líder del 15-M) están siendo sobredimensionadas por los medios cercanos a la derecha española (Intereconomía, ABC, Antena 3, Periodista Digital o El Mundo) para hacer de Hessel un talibán de Zapatero (de hecho, nunca ha negado ser simpatizante del Partido Socialista francés) y con ello debilitar la cohesión social del Movimiento 15-M. Carlos Paredes, uno de los portavoces de la plataforma ciudadana Democracia Real Ya! ha declarado de manera acertada que "aunque están de acuerdo con Hessel en lo que respecta a sus ideas, plasmadas en el libro que inspiró el Movimiento 15-M -también conocido como el de los Indignados- no comparten su opinión sobre Zapatero quién ha olvidado, al igual que su partido, los ideales socialistas". 

Convendrá vigilar y tener criterio respecto a las maniobras de los políticos, sus medios de comunicación afines y grupos radicales sospechosos que erosionan el movimiento 15-M para negarles representatividad o para parasitarlo en su propio beneficio. No estaría mal que Hessel aclarara el contexto de lo que pudo decir, ya que el PSOE puede haber realizado políticas progresistas en algunos campos, pero es evidente que en el apartado social ha aceptado una regresión de la que se puede arrepentir durante mucho tiempo. Que nadie se engañe con la previsible victoria del Partido Popular en el 20-N, si ahora hay una reforma laboral injusta, el PP tendrá políticas sociales más duras con la clase trabajadora y dará más oxigeno a los mismos especuladores que nos han llevado a la actual crisis económica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario