domingo, 4 de julio de 2010

Sergi Llauger y su obra "Diario de un zombi"

He terminado la lectura de Diario de un zombi del escritor catalán Sergi Llauger. Ha sido la mejor novela del género de muertos vivientes que he leído hasta ahora, supera en mucho a mis lecturas precedentes en calidad literaria y en la construcción de los personajes. Esta obra es la que más oportunidades tiene de captar el interés del lector de literatura general o del que no guste de este tipo de ficción, ya que por sus características es una novela de zombis pero a la vez es algo más (algo parecido a lo que ocurre en cine de superhéroes con Batman: El Caballero Oscuro de Christopher Nolan).

Diario de un zombi ha conseguido implicarme y emocionarme al final de sus páginas, como hicieron en su día clásicos como Madame Bovary de Flaubert, La Obra de Émile Zola o Crimen y Castigo de Dostoyevski. Si en los dos primeros casos fue una tristeza infinita, y en el tercero una catársis liberadora,  en el caso de la obra que nos ocupa sería una mezcla de cariño, tristeza, de impermanencia de las cosas, de seguir adelante pase lo que pase, de ser fieles a nosotros mismos, de amor por todo lo existente... Humedecer los ojos no lo consigue cualquier obra literaria, y Diario de un zombi lo ha logrado en mi caso.
 
Como ya habreis podido intuir, el gran acierto de la novela es el viaje interior del protagonista Erico Lombardo, el muerto viviente que no ha perdido su raciocinio. Las vicisitudes de la vida habían convertido a Erico en una persona cínica, egoísta y desencantada antes de la pandemia zombi. Después de cambiar de estado y conocer a una niña superviviente de ocho años llamada Paula, comienza a cuestionarse su existencia, recordar su pasado (son encomiables los flashbacks donde Erico recuerda a su hermana Elena) y reflexionar sobre si su vida tuvo sentido y si a lo largo de ella hizo algo por los demás. Dudas de gran calado espiritual, ¿Qué nos hace más felices, satisfacer mecanicamente todos nuestros deseos (fama, sexo, dinero, el éxito de nuestro equipo de fútbol, etc...) o ayudar de manera decisiva en la vida de otras personas? En una sociedad competitiva y consumista se nos hace creer que la felicidad nos lo da lo primero, pero lo que nos hace bien en nuestro interior es lo segundo. La relación de Erico y Paula llega a momentos de conseguida ternura y empatía del uno por el otro.

Respecto al método de trabajo de Sergi Llauger, demuestra una gran habilidad para llevar al lector a su terreno y hacer creíbles -dentro de un contexto post-apocalíptico- las situaciones por las que pasan los dos personajes principales, Erico y Paula. La geografía catalana es el eje de estas vivencias (Barcelona capital, Girona, Ribas de Freser, etc...) Todo ello a través de una narracion pausada, contemplativa o trepidante según la ocasión, sin sacrificar el entretenimiento y con algunos momentos visualmente potentes. Todo bien engarzado y en su sitio, incluso las alucinaciones que sufre Erico y las apariciones de los Arcángeles, unos seres que cantarían mucho en manos de un escritor que no fuera Llauger u otro de probada habilidad.

En resumen, Diario de un zombi es una perla dentro de la línea Z de Dolmen que no hay que pasar por alto, y que ha puesto el listón más alto a posibles lecturas del género que pueda leer en el futuro. 

6 comentarios:

  1. Muchas gracias por tu reseña, Antonio. No te conozco personalmente, pero me encantaría poder estrecharte la mano un dia de estos. Emocionantes palabras las tuyas y una buena dosis de alegría que me he llevado al leerlas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por escribir tu obra, a mi también me encantaría quedar.

    ResponderEliminar
  3. Este Agosto me pasaré por Ribes. Espero no encontrarme con alguna sorpresilla de aspecto mortecino!!.

    ResponderEliminar
  4. Si es a Erico a quién encuentras te darán ganas de abrazarlo. Te aconsejo la novela de todo corazón :-)

    ResponderEliminar
  5. Para empezar quiero decirlo claro, mucha cosa actual de zombies no me interesa o me interesa poco, sobretodo las películas. Muchas de ellas repiten hasta la extenuación tópicos del género sin aportar nada y los personajes transmiten tan poco que, en muchos casos, el morbo es ver como eliminan a los protagonistas y poco más. Tópicos y escenas ya repetidas con pocos cambios los cuales, en mi opinión, dejan el género casi tan muerto como sus protagonistas secundarios y masivos.

    Pero como en todo siempre hay excepciones, historias, temas, etc... que te reconcilian con un género o medio y te hacen pensar que aun hay cosas por decir, salir de lo convencional y hacer una historia que se sale de lo común. En este caso ha sido este libro: Diario de un Zombie.

    Debo confesar que hacía tiempo que no me leía un libro pero este me lo he leído en 6 días, tiempo récord para mi :-). Mi hermano, autor de este blog, me compró el libro ya que le premisa que leí me interesó, unido al comentario que hizo consiguió que, con más ganas, le diera la oportunidad y debo confesarlo: me ha cautivado.

    La premisa es original de por si, la lectura es sencilla pero no por ello mal escrita o simplona, las situaciones, acciones y desarrollo te sumergen en la historia y, sobretodo lo más importante para mi, es que empatizas con los personajes protagonistas, lo pasas mal por ellos y eso, sin duda, no lo consigue ninguno de los films actuales de , por ejemplo, Romero (innegable su creación pero llevado todo a la extenuación). Además la historia es muy humana, con mensaje y que te lleva a plantearte dudas, pero no por ello descuida los momentos de acción o más “peliculeros romerianos” o esos momentos con cierto toque de ciencia ficción. Además hay espacio para el humor, sarcasmo, flashbacks, etc... y todo ello contribuye a una lectura mucho más amena.


    Poco más puedo añadir, un libro a todas luces recomendable y que te hace disfrutar todas y cada una de sus páginas. Felicidades al autor por crear este libro que me ha reconciliado con el género, al menos por ahora :-) , pero que deja el listón bastante alto.

    Eso es todo, no suelo hablar casi nunca de obras escritas, mi prosa no es muy allá, pero espero haber transmito lo mucho que me ha gustado.

    Un Saludo
    Javi Ortiz

    ResponderEliminar
  6. Me alegro de que te haya gustado, Javi. Es verdad que Sergi consigue con su novela que te encariñes y te pongas en la piel de un zombi (quizá la última creación de ficción que uno podría pensar para esos menesteres). Romero está muy lejos de conseguir esto en sus intentos con Bub, el zombi amaestrado de ''El Día de los Muertos'' o sus sucedáneos de ''La Tierra de los Muertos''

    ResponderEliminar