jueves, 25 de febrero de 2010

Momentos de Filosofía con Kim Ki-Duk

Escena de Primavera, Verano, Otoño, Invierno... y Primavera del director coreano Kim Ki-Duk. En esta conversación entre maestro zen y ex-discípulo se ahonda en el ego, la no-aceptación, la transitoriedad y las raices del sufrimiento (el joven regresa después de haber asesinado a su novia por una infidelidad).

viernes, 19 de febrero de 2010

Charlton Heston en Cuando Ruge La Marabunta

Cuando Ruge la Marabunta (The Naked Jungle, 1954). Conversación entre los personajes de Charlton Heston (C. Leiningen) y Eleanor Parker (Joanna)

Momentos de Filosofía y Pensamiento en Star Trek

Extracto interesante del episodio "El Último Baluarte" de la serie de televisión "Star Trek: The Next Generation". Referencias a Sun-Tzu.

sábado, 6 de febrero de 2010

Tres Líneas de Francés Antiguo

TRES LÍNEAS DE FRANCÉS ANTIGUO (2002)
Por Antonio Ortiz Carrasco


1 - Primera publicación original

El cuento “Tres líneas de Francés antiguo” (“Three Lines of Old French”) puede ser considerado un buen ejemplo de las incursiones del escritor pulp norteamericano Abraham Merritt en el relato corto. Este apareció originalmente en 1919 dentro de la revista All-Story Weekly. En 1937 ya fue publicado por primera vez en libro de bolsillo.

2 – Douce France

El argumento nos introduce en una velada de varias celebridades cientificas en el Science Club. Una discusión sobre los límites de la sugestión en el subconsciente humano -en la que incluso llega a nombrar a los Angeles de Mons creados por Arthur Machen- anima a uno de los contertulianos a contar la historia de Peter Laveller, un joven soldado del ejército francés durante la Primera Guerra Mundial. Laveller vivió una peculiar experiencia onírica, en la que se vío transportado desde las terribles trincheras del Norte de Francia hasta otro escenario ubicado siglos atrás en el tiempo, a la Francia del siglo XVIII, donde se enamoró de la bella Lucie de Tocquelain. Al volver al siglo XX, Laveller descubrió que fue victima de un experimento de hipnosis por parte de un científico y de dos de sus propios superiores. Todo parecía haber sido una elaborada ficción inducida, pero habrá un elemento que hará dudar a todos sobre que el viaje haya sido una mera fantasía: tres líneas escritas en una nota, en francés antiguo, y que no deberían estar allí...

3 – El cielo y el infierno

Se podría considerar “Tres líneas de francés antiguo” como un relato que roza la fantasía cientifica, donde no tiene cabida ninguna implicación esotérica que debilite la efectividad de la narración.

Un aspecto que llama poderosamente la atención es la distinción que hace Merritt de los dos mundos, el frente de guerra del siglo XX y el verdel del siglo XVIII. El mundo de las trincheras es un escenario de horror, plagado de cuerpos de soldados muertos que danzan grotescamente al son de las bombas alemanas, y en el cual el protagonista se siente totalmente dominado por la pesadumbre, el agotamiento y la falta de sueño. La Francia del siglo XVIII, por el contrario, es un mundo femenino-maternal, profundamente delicado, y donde el joven solo puede experimentar sentimientos de total pureza.

Una posible interpretación del relato sería considerarlo una metáfora sobre la brutalidad de la guerra, que quedaría retratada como una espiral de destrucción y muerte, totalmente ajena a las aspiraciones del alma humana. Visto así, “Tres líneas de francés antiguo” podría ser un alegato pacifista.

4 – Dos personajes que llaman la atención

Como ya se ha visto anteriormente, el protagonista es el joven Peter Laveller, aunque no tenga voz propia y su historia sea contada por otro personaje. El lector no puede evitar identificarse con él tanto en sus aspiraciones como en sus decepciones, algo parecido a lo que ocurre con los personajes –mayoritariamente jovenes- de las obras de escritor alemán Hermann Hesse. Tanto en Merritt como en Hesse la realización personal estriba en la consecución de la belleza –ya sea interior o exterior- y no a través de la conquista violenta y la total sumisión (o seguidismo) a un poder político, económico, religioso o militar al que le trae sin cuidado el futuro de un joven como Laveller, considerado únicamente como carne de cañón o mano de obra barata.

El otro personaje llamativo forma parte del grupo del Science Club, y es nada más y nada menos que el propio Abraham Merritt, al que, si bien se le dice que no se le impedirá que plasme las vivencias de Laveller en un relato, se le invita a hacer irreconocibles los nombres y rasgos físicos de las personas involucradas.

5 – Ediciones españolas de “Tres líneas de francés antiguo”

- “Futuros Ilimitados” Editorial Novaro, 1973. Antología de relatos donde la traducción del relato de Merritt corre a cargo de Agustín Contín.

6 - Disponibilidad del relato en Internet

http://elespejogotico.blogspot.com/2009/10/tres-lineas-de-frances-antiguo-abraham.html