jueves, 14 de mayo de 2015

Un poco de Psicología, Tao y Budismo Zen contra el pensamiento destructivo

LA MENTE SANA Y LA MENTE CONFUSA

La Mente Sana es la mente que no permanece en un solo lugar. Es la mente que se extiende por todo el cuerpo y toda la personalidad.

La Mente Confusa es la mente que, cuando piensa en algo, se congela en un solo lugar.
Cuando la Mente Sana se congela y se establece en un solo lugar se convierte en lo que se denomina la Mente Confusa. Cuando la Mente Sana se pierde, no funciona aquí y allá. Por esta razón, es importante no perderla.

Por el hecho de no permanecer en un solo lugar, la Mente Sana es como el agua. La Mente Confusa es como el hielo, y el hielo es incapaz de lavar las manos o la cabeza. Cuando el hielo se derrite, se convierte en agua y fluye por todas partes, y puede lavar las manos, los pies y cualquier cosa. 

Si la mente se congela en un lugar y se queda junto a una cosa, es como agua congelada y no se puede usar libremente: hielo que no puede lavar manos ni pies. Cuando la mente se derrite y se utiliza como el agua, extendiéndose por todo el cuerpo, se puede enviar a donde quiera que uno desee enviarla.

Esto es la Mente Sana.

de "Los Misterios de la Sabiduria Inmutable" por el japonés Takuan Soho (1573-1641), Poeta, Pintor y Maestro Zen de la escuela Rinzai (trad. Esteve Serra)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada