domingo, 24 de agosto de 2014

Walter Issacson y su biografía de Steve Jobs


La biografía Steve Jobs de Walter Isaacson ha sido mi más reciente compra en libro electrónico y puedo resumir su lectura como una experiencia muy amena que me ha fascinado. A lo largo de 680 páginas (en versión Kindle) Isaacson desgrana la vida de un hombre que cambió varias veces la cultura popular vía ordenadores personales, los dispositivos musicales (iPod), la industria de la música (iTunes), los teléfonos móviles (iPhone), las películas de animación (Pixar) y las tabletas electrónicas (iPad).

Me ha gustado mucho la visión equidistante de Isaacson al retratar el lado bueno y malo de la personalidad extrema de Steve Jobs. En favor de Jobs hay que decir que dió libertad al biógrafo en este sentido. Viene bien para describir, por ejemplo, la relación amor-odio y amistad-aversión que tuvo con el otro icono en la inserción del ordenador personal en la cultura popular, Bill Gates. La música tiene un buen peso en la biografía a través de la admiración de Jobs por Bob Dylan y The Beatles. Como no, la parte del león se la lleva la relación que tuvo con su amada Apple, la empresa que creó en 1976 y a la que salvó de la quiebra cuando volvió en 1997 después de un tormentoso despido. También la convirtió en el imperio actual que roza el Gran Hermano que tanto le daba grima con la IBM de los años 80. Vuelvo a decir que es curioso constatar la influencia del Budismo Zen en el ideal artístico y estético de Jobs pero que a la vez esta filosofía no llegará a sugerirle ser más empático con la gente. Contradictorio como en otras facetas de su vida.

Así pues, aconsejo la lectura de esta biografía a todo aquel interesado en la historia de la informática, los dispositivos electrónicos y el funcionamiento de las empresas. Se puede decir que deja a la altura del betún a películas como el telefilm Piratas de Silicon Valley (1999) y -sobretodo- el sonrojante biopic jOBS (2013), el cual llega a provocar vergüenza ajena por su enfoque fanboy y de omisión de datos (no se dice la paternidad del entorno gráfico por parte de Xerox, la visión sangrante que se muestra de Steve Wozniak y Mike Markkula, edulcorar el lado oscuro de Jobs, un discurso final idealista que no cuadra con una política de precios fuera del alcance de las clases trabajadoras, etc...).


ADDENDA: Después del encumbramiento de la biografía de Jobs como un best-seller en toda regla, Walter Isaacson ha publicado por separado una especie de apéndice que lleva por título Steve Jobs: Lecciones de liderazgo

1 comentario:

  1. Muy interesante tu opinión. Yo no he leído la biografía, sólo vi la película antigua.

    ResponderEliminar