domingo, 29 de diciembre de 2013

Una entrada por Mister (1996-2013) y las mascotas



El fallecimiento de una mascota es uno de los momentos más duros para los que queremos a los animales y los hemos tenido durante años, tiene mucho de la pena y el duelo que tenemos por nuestra familia humana (un gato o un perro al interactuar con sus cuidadores se convierten de facto en un miembro más). Se convierten en algunos de nuestros maestros más valiosos a lo largo de una vida. ¡Desde aquí también un sentido abrazo a todos los que estén pasando o han pasado por esta etapa con sus mascotas!.

Cualquiera de las dos opciones son duras, Eutanasia (para que el animal no sufra cuando está terminal por edad o enfermedad) o Distanasia (mantenerla viva hasta el final a cualquier precio a expensas de su sufrimiento), pero la primera es la menos egoísta y más afectiva por parte del amigo y cuidador. Luego está ese periodo de duelo (donde es bueno hablar con otras personas que han pasado por una pérdida similar) que a su ritmo debe desembocar en el legado y recuerdo afectivos que te ha dado la mascota durante los años compartidos.



Ya ha pasado un tiempo desde que pasaste a mejor vida, Mister (el nombre al que respondías). Me costó horrores decidir la eutanasia pero preferí que dejaras de sufrir dignamente antes que verte mal morir en casa por apego egoísta. ¡El vacío que has dejado da testimonio de lo cariñoso y afectuoso que eras, jodío! :-) ¡Me sacabas ese lado paternal escondido que tenía! :-) Gracias por estos diecisiete años de compañía donde he podido constatar que son ignorantes o profundamente malvados todos aquellos que desprecían o maltratan a los animales de compañía. ¡Te quiero y querré siempre! :-) 


4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias por el ASCII del corazón. Mucho afecto y empatía ;-)

      Eliminar
  2. Me emocionan estas palabras tuyas con tanto sentimiento.Todos los que amamos a los animales te entendemos.Duele y mucho despedirnos de la ausencia física de nuestras mascotas...pero hay que cortar ese cordón umbilical y recordarles con una sonrisa.Un abrazo gatuno Antonio.Telvi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El gesto de la despedida es un paso que hay que dar cuando llega el momento.Muchas gracias por tus palabras, Telvi. Outro abraço do "gato brasileiro" Antonio pra voce!

      Eliminar