domingo, 14 de abril de 2013

Contra la caradura de los políticos

por País de la Utopía

Cospedal y el resto de políticos (tanto de derechas como de izquierdas) dimitirían si tuvieran un poco de verguenza. Ya avisaban los economistas serios que la necia burbuja inmobiliaria iba a estallar y también dicen que las actuales medidas son simple y llanamente una canallada. La crisis la está pagando la gente de la calle, aquellos que no hicieron nada para crearla. La mayoría confiaba en su banco de toda la vida (aquel que les hizo firmar preferentes sin informarles). La solución a la crisis según los necios del PSOE y del PP era quitar derechos laborales y prestaciones en seguridad social, en educación, en pensiones, etc... Mucha de la buena gente no hacía otra cosa que levantarse por la mañana para tomarse un café e ir a ganarse el jornal para mantener a su familia. Hoy son parados por gracia de incompetentes que llegan a gobernar. Así que... señora Cospedal, se necesita tener una caradura impresionante para acusar de "nazismo" a gente humilde que está indignada y desesperada por haber perdido su casa y seguir teniendo la deuda con su banco. ¿Es que espera aplausos de quienes están en la calle por culpa de ustedes, los políticos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario