miércoles, 17 de octubre de 2012

Presentación de La Hora del Mar de Carlos Sisí (Barcelona)


El pasado sabado tuvo lugar en Barcelona la presentación de La Hora del Mar de Carlos Sisí. El escenario elegido fue la librería Gigamesh, toda una referencia de la literatura fantástica en la Ciudad Condal. La nueva novela de Carlos se aleja de la temática zombi y el autor nos promete emociones fuertes en un contexto más ecologista pero no por ello menos deudor del género de terror y con claros elementos de ciencia-ficción. Ediciones Minotauro ha lanzado al mercado las versiones en los formatos papel y e-book (yo compré esta última unos días antes). Durante la sesión de firmas se presentaron una cadena de televisión y algún productor o director de ¿cine? que no logré situar.


Carlos Sisí se hace querer mucho por aficionados y compañeros de profesión (allí estaban Sergi Llauger y Juan de Dios Garduño, por ejemplo). Es una persona que desprende gran afecto y humanidad, convirtiéndolos en valores contagiosos para una perspectiva sana de la vida. Despúes de comprar su libro para mi hermano Javi (que no pudo ir por ocupaciones familiares) y de hablar un ratito con él, me salió del corazón regalarle un libro que perdió en una mudanza hace años y del que guardaba bonitos recuerdos: la novelización de La Noche de los Muertos Vivientes (John Russo), la cual le influenció en su decisión de escribir y programar en su juventud. Carlos, que no se lo esperaba, se emocionó mucho por el detalle. A personas nobles y vitalistas como Carlos u otras hay que cuidarlas. Ello llena a las dos personas, al detallista y a la que recibe el detalle, por esa magia que se siente cuando se da y/o se recibe sin pensar en obtener nada a cambio en ningún momento :-)


P.D. Sergi Llauger sigue trabajando en su continuación de Diario de un Zombi y Juan de Dios Garduño tiene una antología de relatos de terror que se titula Apuntes Macabros (Editorial 23 Escalones, 2011)

P.D.D. Carlos Sisí ha escaneado para su muro de Facebook la dedicatoria del libro que le regalé. ¡Le agradezco muchisimo el detalle! :-)
"La dedicatoria que me hizo el genial Antonio Ortiz Carrasco porque sí... en el libro que me regaló; el primer libro de zombis que leí y del que guardo un entrañable recuerdo :) Tengo libros y cosas firmadas de gente muy muy famosa y conocida, pero ésta... de un señor normal como lo somos todos... ésta me llegó al alma por su mensaje simple y directo, pero tan tan potente :)" 

ADDENDA. Carlos Sisí ha explicado de esta forma su periplo catalán en su muro oficial de Facebook (texto reproducido con el consentimiento previo de Carlos): 

POR TIERRAS CATALANAS de CARLOS SISÍ (14.10.2012) 

¡He vuelto a casa! :) :) Mis peripecias de 3 días por tierras catalanas han terminado con un saldo emotivo apabullante, toneladas de sonrisas y anécdotas de todos los colores, así que si no tenéis nada mejor que hacer, os lo cuento un poquito :) 

Comienza el viaje con con un jarro de agua fría. La compañía VUELING decide cambiar el nombre a MAYBE VUELING y me deniega el embarque. ¿El motivo? Demasiado peso para el avión. 30 pasajeros debían bajarse. Si os suena raro, probablemente estáis en lo cierto. Un amigo que trabaja en el aeropuerto miró en su terminal y parece ser que cuando una azafata se da de baja, si no hay sustituta disponible, las 30 personas asignadas a ella se dan de baja también. ¡Horror! Despierto a la pobre encargada de Comunicación (eran las 8:30 de un día festivo, yeah) y ella lo soluciona todo: Ahora vuelo a Barcelona vía Mallorca con Air Berlin y llego a las 4 a Barcelona. Me pierdo la firma de la 1 en la FNAC pero aún llego a mi charla-coloquio de las 6 y media. ¡Guay! Por cierto, que como las chicas de la oficina de VUELING no tenían culpa de nada y estaban a tope de quejas, mientras espero me hago amigo de ellas y acaban con ejemplares firmados que llevaba en la mochila. 

Aburrido Fast-Forward en el tiempo hasta el momento de aterrizar en Mallorca. O bueno, de intentar aterrizar, porque de repente, el piloto decide despertar a un equipo profesional de Roncadores Alemanes con un aviso espeluznante: Debido al mal tiempo, el avión probablemente no aterrizará en Mallorca, sino en Ibiza. ¿En serio?, ¿Moda Ibiza Loco Mía?, ¿abanicos y hombreras? ¡Nono, esto no puede estar pasando! Miro alrededor y decido que absolutamente nadie debe haberse enterado del mensaje por las expresiones de aburrimiento supino que tienen todos. ¡Troncos!, ¿a todos les da igual aterrizar en la isla equivocada, o es que son fans de Lost? Miro la pantalla donde se ve el recorrido del avión sobre un mapa, trazado con una línea verde. Después de lo que es probablemente la media hora más intensa de los últimos meses, el mapa parece el pintorreo de un niño de 4 años: Desde luego no se puede decir que el piloto no lo esté intentando… acercamiento, intentona, giro, vueltecita y otra vez. En un momento dado la pantalla se apaga. ¡No, oiga! Me quedo sin mi sistema de radar para catetillos y tengo que fijarme del movimiento del aparato por la ventana. ¿Parece que avanza?, ¿lo va a conseguir?… no, ahora gira… ¿está dando la vuelta?, ¿vamos a Mallorca o Ibiza?, ¿cuanto tiempo ha pasado? Porque recuerden ustedes que tengo que coger aún un segundo avión a Barcelona. ¡Yikes! ¿A que lo pierdo? Por fin, el avión parece que entra y aterriza; una voz anuncia que estamos en Mallorca. ¡¡Alivio infinito!! Una señora aplaude, histérica, ante la bucólica mirada de un centenar de alemanes que apenas mueven una ceja. ¡Parece que alguien más tenía cosas que hacer, hurra! 

Corro pensando que pierdo el segundo avión y me entero que los vuelos están TODOS retrasados por el mal tiempo. Voy tuiteando mientras me siento como Tom Hanks en La Terminal, aunque sin azafatas monas que tomen café conmigo. De hecho, el aeropuerto es un hervidero de gente. Evito una cola de una hora en el McDonalds con una de sus máquinas de "pida-con-tarjeta". En menos de 1 minuto estoy zampando mientras la gente de la cola me mira como si hubiera hecho magia. ¡Pringadillos! 

Fast-Forward. Ahora estoy llegando ya a Sitges con apenas MINUTOS antes de que empiece el evento. ¡Ay madre! Llueve fuerte, y me empapo entero. Mi editora y yo intercambiamos varias llamadas hasta que damos el uno con el otro y llegamos justo a tiempo a la presentación (no sin perdernos, un poquito). Yo parezco un pollito. Alguien me mira con cara de adoptarme y otro señala una toalla que lleva en la mochila con un gesto amable. ¡Nonono! Un caballero está acostumbrado a la vida espartana, y de todos modos, ¿qué mejor para presentar "La Hora del Mar"? :)

La cosa sale muy bien. La sala está llena y la gente sonríe. Las sonrisas están bien :) Allí está el genial Jean Larser y Mónica Mateo Manzano (que me da un Señor Abrazo de esos que se sienten por dentro y por fuera) entre... bueno, casi todos, desde Juande Garduño Cuenca a Albert Sanz. Ivan Mourin también estaba, aunque no le hago mucho caso porque su mujer estaba al lado, y es una señora de una belleza supina :) :) :) Al final, se firman libros y casi que nos echan. Por lo visto hay alguien que quiere la sala para vender nosequé... ¡hay gente que solo piensa en vender cosas!

Cuando salimos fuera, descubrimos que la editorial se ha pasado con la promoción del libro. Está cayendo una manta de agua algo espeluznante. Algunos deciden irse a Barcelona, pero quedamos la Vieja Guardia... Miguel Aguerralde y el sin par Athman M Charles Ath, Marta March y su "marío", y pasamos una noche GENIAL entre literatura, risas y bocadillos de 30 cms :) ¡Gente maravillosa! :)

Al día siguiente es el Gran Dia, ¡tenemos presentación en Gigamesh por la tarde! Pero una cosa cada vez. Paso la mañana con el viejo Athman, que ya nos lo debíamos, y hablamos de todo: política, familia... como siempre, aprendo un huevo con este hombre a quien quiero como un hermano. Juntos vamos a la presentación de Daniel Expósito, Juande y Aguerralde. Sus libros me intrigan muchísimo (Casa de Muñecas y Aplaudan al Salir) así que me compro un ejemplar de cada uno junto a "Apuntes Macabros" de Juande Garduño :) 

Al mediodía, mi editor me lleva a comer a un sitio donde pruebo nosequé que hace que mis ojillos legañosos lagrimeen de felicidad. ¡Oh, el nirvana gastronómico! Estamos juntos hasta las 6:30 que empieza el evento hablando del presente y del futuro. ¡Con este hombre el tiempo pasa volando! Es una tarde que recordaré y donde se planean "cosillas" como mi próximo libro, etc :D 

En Gigamesh, Antonio Torrubia ha preparado la de Dios. Allí está Juande con el artista de moda, Daniel Exposito Zafra y el autor del "Diario de un Zombi", Sergi Llauger, con sus respectivas :) ¡También esta AriArtna y Carolina Bensler, dos ilustradoras tan alucinantes como capaces! :) La firma es un éxito... viene la televisión y hay muchos abrazos y regalitos; el Grupo Genial ha hecho una camiseta personalizada (¡La Garrotxa!) y una pareja simpatiquísima han hecho un Face-Hugger a mano porque saben que soy fan de Alien :) Mi amigo Antonio Ortiz tiene un gesto conmigo que hace que me emocione... un libro raro, descatalogado, que le comenté que me gustaba... Le ha costado una pasta y yo lo sé, y en estos tiempos difíciles me abruma que alguien haga ese esfuerzo por mi... ¡Sin palabras, Antonio! También aparece uno de los Mr. de Gamesajare, y Cristian Maldonado, el acosador del photoshop, con una de sus obras maestras, jajaja :) En mitad de este pequeño follón, aparece Akinha, la Srta. Zombiewalk, y me da un abrazo que me deja atontado... (cómo se sienten los abrazos cuando están llenos de cariño). A ti te quiero yo mucho, señorita :) :) 

Después de tanta emoción, nos vamos todos a cenar, con Martin Piñol, con Carolina Bensler, mi amigo Antonio Torrubia y la gente de Gigamesh... y con la cuñada de Sergi Llauger que despierta pasiones en un divertido borrachín. Es un remate alucinante de un día muy intenso... Para finalizar, no me dejan irme a mi hotel, Silvia y Daniel Expósito se empeñan que me vaya a dormir a su casa, y eso hago :) :) 

Y esto ha sido, a grosso modo, el viajecito. Todo lo que no haya contado, lo he hecho para preservar la intimidad de los implicados, y en algunos casos... la decencia :D :D 
¡Qué bueno estar en casa! :)

1 comentario:

  1. El talento es un don que, a veces, nos viene dado. La valía de un hombre se mide por la calidez de su corazón y el trato que dispensa a los demás.

    ResponderEliminar