lunes, 27 de agosto de 2012

Una crítica surrealista de Diario de un Zombi

He leído una crítica carpetovetónica (sin haber leído el libro) de Diario de un Zombi que no permite tener ni el más mínimo respeto por el escrito. Es algo así como esto: "He oído algo de su libro y le quiero decir que es horrible, lo bueno de los zombies es que están muertos y no tienen sentimientos. No tienen memoria y se guían por instinto. El protagonista de su libro tiene emociones, recuerdos y sentimientos y entonces no está muerto y no puede incluirse dentro de la categoría zombi. Me parece el colmo que ridiculice a los zombies como hace Stephanie Meyer con los vampiros con su Crepúsculo. Si le gusta el género zombie haga historias creibles y no esta estupidez de zombies con sentimientos por favor, deje los sentimientos para las telenovelas" 
Sin comentarios, que desfachatez de crítica sin haber leído el libro. Si es por este tipo de no-lectores el género zombi jamás saldrá del coto friki ni dará obras que transciendan por la profundidad de sus personajes, como Walter Scott en novela histórica, Émile Zola en naturalismo, Gustave Flaubert en realismo, Ray Bradbury en ciencia-ficción, Akira Kurosawa en cine de samuráis, Alan Moore en el cómic, etc... Sergi Llauger consiguió con su Diario de un Zombi trascender el género y contar cosas que han tocado la fibra interior y humana de muchos lectores (entre ellos yo). Los géneros crecen no quedándose a salvo en clichés y mucho menos crucificando a quién hace algo distinto.  
Seguramente este no-lector es forofo de los "gurús" George A. Romero y Max Brooks, que fuera de los zombis no demuestran nada y que es el caldo perfecto para los que contemplen el género zombi solo como psicología negativa que niega la esperanza. A Llauger le veo escribiendo muchas temáticas literarias fantásticas o no, a Romero y Brooks no los veo fuera de los zombis (y que conste que de Brooks me gustaron en su día Guerra Mundial Z y aquel cómic sobre zombis en varias épocas históricas)

8 comentarios:

  1. Ná, hombre. Este tipo de no-críticas no deben tomarse en serio. Sólo demuestran una estrechez de miras infinita.

    ResponderEliminar
  2. Más que nada trataba de transmitir mi apoyo al trabajo de Sergi.

    ResponderEliminar
  3. Me recuerda a los talibanes que criticaron a Peter Jackson cuando dejó el gore e intentó reinventarse. O a los que sólo ven en Tolkien un mero escritor de fantasía, obviando totalmente su afán de trascendencia.

    ResponderEliminar
  4. Ni unos ni otros no tienen ni puta idea de lo que es el arte. ¿En lo primero, arte es quedarse a salvo? En lo segundo, Crimen y Castigo de Dostoyevski no me lo hizo grande el género literario al cual pertenece, fue algo que sale del alma.

    Y luego está lo del respeto, dejemos a los artistas equivocarse como en el caso de Jackson que comentas. En mi opinión, el cine gore de Jackson es gamberrete y entrañable pero está a años luz como cine de otro director gamberrete: Quentin Tarantino. Películas como Pulp Fiction y Kill Bill son otra cosa a la que no pueden aspirar Braindead y otras pelis primeras de Jackson.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo hay que disfrutar de 'Criaturas celestiales' o 'The Lovely Bones' para comprobar lo bien que hizo Jackson en seguir su instinto de superación. Su versión de la obra de Tolkien me decepcionó profundamente, pero con las películas nombradas me emocionó, además de demostrarme ser un cineasta con garra y estilo propio. Todo lo irregular que se quiera, pero siempre interesante.

      Eliminar
  5. Es en Dickens donde he encontrado ese 'alma' a la que te refieres. 'David Copperfield' ha sido una de las lecturas más conmovedoras de mi vida, junto a determinados pasajes de la obra de Tolkien (no sólo ESDLA) y, en la actualidad, la mística y el corazón de cierto tipo de poesía.

    ResponderEliminar
  6. ¿Con lo de creible a que se refiere ? ¿basado en hechos reales? :-P. Lo primero para juzgar un libro es leerlo, no por reseñas o me han dicho que... lo segundo es que un género para evolucionar ha de plantear cosas nuevas, porque sino se vuelve repetitivo, cansino y se extinge.... más o menos como lleva haciendo Romero en sus películas desde hace varios años.
    En definitiva esa "critica" no deja de ser una trollada y poco más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La credibilidad no es precisamente el fuerte del género zombi estricto, cientificamente si que sería posible un virus que provocara efectos a lo zombi en personas vivas, pero siempre estarías vivo, pero lo de morir y retornar es más jodido...

      Eliminar