jueves, 16 de agosto de 2012

Gilberto Gil, Oriente y Zen

El cantautor brasileño Gilberto Gil tuvo una época orientalista donde se interesó por Japón, el Budismo Zen y la meditación. Su música fue uno de los focos de esta influencia. Me suena que ya he puesto uno de los casos en este blog (una respuesta a un estándar bossa nova de Marcos Valle) pero no otras composiciones de Gil como A Paz, Oriente, Copo Vazio, Meditaçao o From Japan (Do Japão).

Por méritos propios, la canción A Paz, una parceria con el pianista Joao Donato, merece especial atención por su letra y su atmósfera de armonía y deseo de amor en el mundo. Tiene momentos tan intensos como este: "(...) Uma bomba sobre o Japão fez nascer o Japão da paz.  Eu pensei em mim. Eu pensei em ti. Eu chorei por nós. Que contradição, só a guerra faz nosso amor em paz":
Oriente es otra composición muy interesante donde Gil explota sonidos disonantes y letras crípticas. Existe una versión en español por el cantautor panameño Ruben Blades (el compositor de Pedro Navaja). He aquí un vídeo de la versión original de 1972:
Do Japão es el peculiar homenaje de Gilberto Gil a Japón hablando de templos budistas zen, samuráis, geishas y otros elementos de la cultura nipona. El saxofonista de jazz Ernie Watts grabó en 1991 una versión del original de los 70 donde contó con la voz del propio Gil:
Otra buena muestra es Copo Vazio, donde Gilberto toca el tema del vacío del budismo y aquellas situaciones en las que vemos el vaso medio lleno o medio vacío. La traducción de una porción de la letra sería: "(...) Es siempre bueno recordar que un vaso vacío está lleno de aire, que el aire en el vaso ocupa el lugar del vino, que el vino busca ocupar el lugar del dolor..."
Para terminar os llamaré la atención sobre la breve Meditaçao de 1975 que incide en la cuestión Zen de que es dentro y que es fuera. La letra dice así "Dentro de si mesmo mesmo que lá fora, fora de si mesmo mesmo que distante, e assim por diante de si mesmo ad infinitum. Tudo de si mesmo mesmo que pra nada, nada pra si mesmo mesmo porque tudo sempre acaba sendo o que era de se esperar"

17 comentarios:

  1. 'A Paz'... por Dios, qué bonita. Si algún día me decido a colgar mis fotos, ésta sería la banda sonora que elegiría para acompañar su visionado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Traducción aproximada por servidor:

      La paz llenó mi corazón
      De repente, la paz me llenó
      Como si el viento de un tifón
      arrancase mis pies del suelo
      donde ya no quiero enterrarme más

      La Paz hizo un mar de revolución
      Invadió mi destino la paz
      Como aquella gran explosión
      Una bomba sobre el Japón
      vió nacer el Japón de la Paz

      Pensé en mí, pensé en tí
      Lloré por nosotros
      Qué contradicción
      Solo la guerra da paz a nuestro amor

      Yo caminé y acabé a la vera del muelle
      donde el camino llegó a su fin
      donde los atardeceres son lilas
      donde el mar reventó en mí
      El lamento de tantos ays!

      Eliminar
    2. Los otros temas tampoco son mancos en su musicalidad y sus letras. Para que luego digan que Brasil solo es Samba y Bossa Nova :-)

      Eliminar
    3. Sí. Pero la musicalidad de 'A Paz' es la que más me ha llegado...

      Eliminar
    4. Pues yo encuentro cierto hermanamiento espiritual entre gente como Roy Orbison o Gilbert O'Sullivan y estos grandes de la bossa... quizás no hay tanto dolor en la esencia de sus canciones, pero sí comparten similar hálito melancólico y beatífico.

      Eliminar
    5. Entiéndase beatífico como el arte de sublimar las emociones y elevar el alma...

      Eliminar
  2. Cierro los ojos y me imagino paseando por verdes prados, mientras contemplo a una humanidad liberada de sus cadenas, hermanada en un destino común. Las nubes son algodonosas, teñidas de múltiples colores, alegría para los sentidos y el corazón. El aire puro, vigorizante. Ya no hay miedo. Sólo la promesa de un nuevo amanecer resplandeciente.

    ResponderEliminar
  3. Momentos así los he vivido en mis amadas montañas del Ripollès. Este año me tengo que joder, pero siempre podré volar en libertad haciendo uso de mi mente .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo está en la mente: Nos podemos sentir libres en la mayor de las prisiones y prisioneros en la jungla o destino exótico más exuberante.

      Eliminar
    2. Razón tienes. Y lo recordaré, sobre todo, cuando regrese al antro de Ella-Laraña (o currele).

      Eliminar
    3. Es que sin arte y caprichitos, este horror aún sería más insoportable...

      Eliminar
    4. También el materialismo y el dinero están en la mente, los objetos no son materialistas, somos nosotros los que nos podemos atrapar por ellos :-) Que no se entienda con esto que estoy diciendo que no nos podemos dar un caprichito de vez en cuando.

      Eliminar
  4. Precioso post. Gilberto Gil, mi conterráneo, y su sabiduría no tiene fronteras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gil es un todoterreno que puede decir "he vivido" :-)

      Eliminar
  5. Precioso blog, soy Davi, baiano como Gil, vivo actualmente en Barcelona y tb soy practicante del Zen. Me encato tu blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, Davi. Gracias a ti por escribir. Vivo muy cerca de Barcelona.

      Eliminar