domingo, 26 de agosto de 2012

Deadly Arts sobre el Aikido

Tercera y última entrega de Deadly Arts (Artes Letales) que os pongo en el blog este agosto. Esta vez vamos a Japón con Josette para introducirnos en los misterios del Aikido, el arte marcial japonés creado por Morihei Ueshiba. Todo envuelto del espíritu del Budo y de la perspectiva Taoísta y Zen de ver la vida (el forjado de espadas, la ceremonía del té, etc...) Hace tiempo fuí a una exhibición de aikido y iaido (el arte de la espada) y me gustó mucho.

17 comentarios:

  1. Y qué lástima que un figura como Steven Seagal, séptimo dan en Aikido y primer occidental en dirigir su propio dojo (el Tenshin Dojo) en Japón, haya acabado hecho un trapo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los maestros e instructores avanzados siguen siendo personas, y por lo tanto la posibilidad de torcer el camino propio está ahí. Seagal es uno de estos casos.

      Eliminar
  2. Sólo hay que verlo en 'Machete' (Robert Rodríguez, 2010). Parece un globito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carnaza para Los Mercenarios 2 pero no lo veo por ahí, en cambio sí me suenan Jean-Claude Van Damme y Chuck Norris

      Eliminar
    2. Y no lo verás, porque está reñido con Van Damme. No pueden ni verse a raíz de un conato de pelea que tuvieron en 1997. Seagal se pasó la noche diciéndole a Van Damme que podía 'patearle el culo' en cualquier momento. Hasta que el belga se encendió y le desafió a salir fuera. Seagal declinó la oferta y se marchó, supongo que para que la cosa no fuera a mayores. Todo esto sucedió en la casa de Stallone, quien tuvo siempre la impresión de que Steven se libró de una buena.

      Eliminar
    3. No lo sabía. Para mear y no echar gota. Van Damme deber ser algo más que lo que se ve en sus películas :-)

      Eliminar
    4. Es difícil decidirse por alguno. Van Damme seguía siendo rapidísimo en aquella época, pero Seagal ha trabajado de guardaespaldas y sabe cómo aprovechar la energía y la potencia del adversario. Eso no quita que sea un chulopiscinas sin remedio y un mal estandarte del noble arte del aikido (en su filosofía, que no en su técnica).

      Eliminar
    5. Hablando de 'Los Mercenarios' y Seagal... se rumorea que éste sí podría salir en la tercera parte. Pero debe darse prisa porque el tiempo juega en su contra.

      Eliminar
  3. Durante el rodaje de 'Alerta Máxima' (Andrew Davis, 1992), Seagal alardeó en muchas ocasiones de su invencible capacidad para zafarse de cualquier llave o presa. Hasta que se topó con una vieja gloria del judo, Gene Bell (60 años). Trabajaba como extra en la película (la mejor de Seagal, por cierto) y le desafío. 'Probemos', dijo. Y probaron. Gene, que tenía los brazos de un oso, estranguló a Seagal (a pesar de los desesperados intentos de éste por llegar a sus testículos) y lo dejó sin conocimiento. KO. Al despertarse, Seagal, erre que erre, volvió a retar al viejo maestro. 'No estaba preparado', dijo. Y repitieron. Esta vez, Seagal se meó encima pues vio muy de cerca a la Parca. Cabreado, tachó a Bell de la lista de futuribles figurantes en sus películas y los abogados del aikidoca le advirtieron muy seriamente de las consecuencias legales que tendría la difusión de esta noticia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace falta tener mucha cara para encima amenazar al judoka. Aparte de la insensatez de retar a alguien de esa manera.

      Eliminar
  4. Lo de 'mearse encima' es literal. Seagal manchó sus pantalones y Bell lo recuerda con una risita cada vez que le preguntan. Pero eso no quita que sea un excepcional aikidoca, traicionado por su propia arrogancia.

    ResponderEliminar
  5. En cierta forma, me recuerda a Vegeta...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Incluso el Vegeta de Dragon Ball Z tiene a veces más sentido del honor, que ya es decir :-)

      Eliminar
    2. Sí. Dudo mucho que Seagal se sacrificara por la raza humana.

      Eliminar
  6. Una historia increible acerca de las hazañas de Morihei Ueshiba, padre del Aikido:

    Se cuenta que un famoso cazador, Sadajari Sato, maestro de puntería infalible y habitante de las montañas, desafío a Ueshiba. Su fama a la hora de esquivar las balas (fue puesto a prueba en varias ocasiones), le precedía. Sato quiso verlo con sus propios ojos. Ueshiba aceptó, se alejó de Sadajari y justo antes de que éste apretara el gatillo, replicó:

    -Detente. Sé que tu bala dará en el blanco.

    Sadajari regresó, alegre, a sus montañas.

    Cuando un discípulo interrogó a Ueshiba sobre su 'retirada', Morihei le contestó:

    -Porque un maestro sabe reconocer a otro maestro.

    ResponderEliminar
  7. A lo mejor, Seagal se hubiera tragado la bala...

    ResponderEliminar