jueves, 12 de abril de 2012

La antítesis de la compasión de Jesús

El Obispo de Alcalá de Henarés se "lució" durante la Semana Santa con unas declaraciones homófobas y mezclando churras con merinas en otros temas. Lo que no tiene perdón de Dios (nunca mejor dicho) es pretender que los gays y lesbianas van al Infierno. Busca su condenación. La sociedad ha cambiado mucho para que pueda calar este y otros mensajes en personas de espiritualidad limpia y/o compasiva. Lo que hace buena a una persona es lo que lleva en su corazón, no su orientación sexual (esto estaría mucho más cerca del mensaje de Jesús que no de la orientación de la Iglesia Católica). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario