viernes, 16 de marzo de 2012

MMA con Fedor Emelianenko y Brock Lesnar (para Ibur)

Un combate de las MMA (Mixed Martial Arts) de la UFC, que es basicamente una fusión de Lucha Libre, Jiu-Jitsu brasileño, Artes Marciales orientales y préstamos de otros deportes de contacto. En la MMA han probado suerte algunos luchadores y actores de Wrestling como David Batista, Bobby Lashley o Brock Lesnar (famosos en la WWE por sus feudos con Undertaker, Big Show y otros). El bajito es el ruso Fedor Emelianenko y el gigantón es el coreano Hong Man Choi:


Promo de un combate de la MMA del ex-WWE Brock Lesnar (muy parecida a las del Wrestling excepto en el hecho de que las luchas que les siguen no son ficción deportiva):


ACTUALIZACIÓN DEL 07-04-2012: Brock Lesnar hizo un inesperado retorno a la WWE durante la emisión del programa RAW del 02-04-2012. El personaje de John Cena fue el que sufrió en sus carnes este retorno :-) 

4 comentarios:

  1. Bajito pero matón ja, ja... Existe un combate entre Fedor y el croata Mirko 'CroCop' (exluchador de kickboxing y exmilitar de élite) que ya es leyenda por su intensidad y salvajismo. Quedan ustedes avisados. Por el carisma de sus luchadores y la especial relevancia que tuvo para el mundo de las AMM, podría establecerse un paralelismo con la pelea que disputaron Ali y Frazier en Filipinas.

    ResponderEliminar
  2. De nada. La técnica (no solo los golpes) parece que sirve al ruso para enfrentarse a gigantes y bestias en la MMA. Brock Lesnar tampoco es moco de pavo, ya daba sensación de bestia ágil en la WWE.

    ResponderEliminar
  3. Una de estas gráciles damiselas (Randy Couture) sale en 'The Expendables', la última ocurrencia cinematográfica de Sly. Un homenaje al cine de acción de los 80, entretenida y con un elenco de action-men que quita el hipo: Jason Statham, Jet Li, Randy Couture, Terry Crews, Steve Austin y, amás, (y aquí viene la guinda para el irredento nostálgico) Dolph Lundgren, Bruce Willis, Arnie y el propio Stallone. Ostias como panes de la mano de un elenco actoral que no ha surgido de la Royal Shakespeare Company pero tampoco lo pretende. Para gozar y, por supuesto, no tomarséla demasiado en serio.

    ResponderEliminar