sábado, 18 de febrero de 2012

Alejandro Chiarella: Asthanga Vinyasa. Yoga Chikitsa


Quisiera llamaros la atención sobre este libro que acabó de ver en librerías: Un manual de Ashtanga Vinyasa Yoga del yogui argentino Alejandro Chiarella que incluye un DVD de tres horas.  El libro lleva por título Ashtanga Vinyasa. Primera Serie: Yoga Chikitsa y ha sido editado por la editorial argentina Kier en España. 

El profesor de Asthanga Yoga Alejandro Chiarella nació en 1964. Se inició en el Yoga con el método de B.K.S. Iyengar y ha estudiado Asthanga con el propio Sri Pattabhi Jois (el divulgador de este estilo de Hatha Yoga dinámico). También ha estudiado Anatomía y Fisiología en la Universidad de Buenos Aires. Aprecia la obra de Ramana Maharshi y Eckhart Tolle. La página web oficial del centro Asthanga Baires que dirige en Argentina es http://www.ashtangabaires.com.ar/

Trailer del DVD que acompaña al libro (que parece una introducción digestiva del Ashtanga Vinyasa para néofitos del Yoga o practicantes de otros estilos más clásicos o menos exigentes desde el punto de vista físico):

ACTUALIZACIÓN DEL 19-02-2012:

Al final compré el libro (un ejemplar para mí y otro para un gran amigo) y se lee en un santiamén. Puedo comentaros dos cosas que me llamaron la atención.

La primera es más graciosa que otra cosa. Al comentar los Yoga Sutras de Patanjali, el yogui Chiarella extrae unos cuantos aforismos en sánscrito con su traducción literal, que se asemeja al modo de hablar del personaje Yoda de la saga Star Wars. Como muestra el Sutra 1.13: "Tatra Sthitau Yatnaha Abhyasaha" (Por lo tanto Para estabilizar la mente Hacer esfuerzos La práctica es)

La segunda es un párrafo sobre la causa del apego y la aversión hacia algo o alguien: "Cuando estamos frente a un objeto, es imposible percibirlo en su estado puro, a causa del aluvión de pensamientos previos y asociación que a gran velocidad se arman en nuestra mente con respecto a ese objeto. Por esta razón, no lo percibimos como ese objeto es, sino como nuestras proyecciones lo muestran. Cuando la mente está en estado de concentración, en estado de Yoga, puede perforar estos fantasmas creados (...)". No hace falta reflexionar mucho para ver que mucho de lo que una persona ama u odia en demasía es debido a proyecciones psicológicas de su pasado y presente (traduciéndose en una feroz resistencia a abandonar un apego que le quita libertad). Si se vieran las cosas de forma más ecuánime, ni lo bueno sería tan bueno ni lo malo tan malo. Muy pocas cosas serían intrinsicamente benditas o malignas, pero para eso la persona tiene que hacer sus deberes.

2 comentarios:

  1. Mil gracias Antonio por tu aportación.

    ResponderEliminar
  2. De nada, ya me doy por bien pagado si mis entradas blogeras aportan a la gente ;-)

    ResponderEliminar