domingo, 29 de enero de 2012

Retazos de una tarde en buena compañía...

Mis queridos amigos Antonio y Aida

Antonio, servidor y un café en buena compañía

12 comentarios:

  1. Sorprende lo relajante que supone un cafelito en buena compañía... si es que no hay ná como estos pequeños y sencillos placeres mundanos.

    ResponderEliminar
  2. Acabo de adquirir 'De dioses y hombres', conmovedora historia de amor y sacrificio que puede ayudar a muchos (yo, entre ellos) a reconciliarse con el género humano. Está editada por Cameo y dirigida por el cineasta francés Xavier Beauvois. Id preparando un gran pañuelo...

    ResponderEliminar
  3. Siempre hay que tener fe en el género humano, y más en los periodos de adversidad. No veo una alternativa aceptable ese pesimismo deprimente que hace del hombre un constante agresor.

    ResponderEliminar
  4. El optimismo es creación, vida, movimiento, cambio... Huyamos de las atmósferas e ideas tóxicas! :-)

    ResponderEliminar
  5. Lo cierto es que esta película demuestra que en en un mundo gobernado por hijos de perra, siempre existe alguna muestra de verdadero heroismo.

    ResponderEliminar
  6. El mundo no lo hacen solo los gobernantes, en las novelas costumbristas de Charles Dickens y Émile Zola se encuentran lúcidas descripciones de gente humilde que son auténticas hienas.

    Echar toda la culpa a los gobernantes es lo más fácil si no hacemos nuestros propios deberes. Por ejemplo, si los mismos que salen a celebrar los éxitos del F.C. Barcelona o Real Madrid salieran para reclamar sus derechos otro gallo nos cantaría. ¡Mucha crisis, mucho banco cabrón, pero seguimos pagando mucho dinero por ver a Messi y Cristiano!

    También en el mundo espiritual a veces no se hace todo lo necesario. Cuando en un grupo se tiene la típica conciencia grupal y se trata a los que están fuera como de no-iluminados (¡que listos que somos, nen!). La espiritualidad no es apartarse del mundo, y desde luego así no se cambia el mundo. Todos tenemos deberes que hacer, comenzando con hacer felices a los que nos rodean (familia, pareja, trabajo, etc...)

    ResponderEliminar
  7. Al final del camino, seguramente nos descubrimos a nosotros mismos (sin nombre, sin nacionalidad, sin educación, sin militancias) y llegamos a lo que los budistas llaman "Naturaleza Original", la metafísica hindú llama "El Sí-Mismo" y la psicología de Jung llama El "Self".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No culpo sólo a los gobernantes. El mundo está poblado de auténticos bastardos y a muchos de ellos también los ubico en la clase proletaria e intelectual. Pero lo que está claro es que el cinismo del que hacen gala los primeros es para mear y no echar gota. En líneas generales, la gente es mezquina, aborregada e insolidaria. Así es como lo siento.

      Eliminar
    2. La competitividad propia de los animales a escala humana, o sea, peor porque tienen conciencia!

      Eliminar
  8. Lo que no quiere decir que no haya conocido a auténticos hombres y mujeres de paz. Pero son los menos.

    ResponderEliminar
  9. Por mi parte, hago lo que puedo para intentar mantenerme presente e irradiar algo de luz en un contexto mediocre y asfixiante. La mayoría de las veces, fracaso. Pero sigo luchando, porque esa lucha es la que nos ennoblece y eleva.

    ResponderEliminar
  10. Sigue luchando-fluyendo, siempre :-)

    Respecto a los hombres y mujeres de paz -con sus virtudes y defectos como todos- es muy bonito reconocerlos.

    ResponderEliminar