lunes, 9 de enero de 2012

Los Trastornos Psicosomáticos (por S. Pazhín)

Los trastornos psicosomáticos estan adquiriendo cada vez mayor notoriedad en la sociedad occidental. Lo que repercute en lo mental repercute físicamente y viceversa. No estará nada mal escuchar este podcast del psicoterapeuta y profesor de yoga Santiago Pazhín, que enumera las causas de los problemas psicosomáticos y una serie de valiosos consejos para reducirlos o erradicarlos:

"La salud es vivir en armonía con uno mismo" (Hipócrates)
"Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado" (Buda)

10 comentarios:

  1. Interesante podcast. La práctica de la aceptación del presente, tal y como se nos presenta (la mayor y más difícil de las tareas), es un perfecto bálsamo que sana y fortalece la máquina cuerpo-mente (aunque, por supuesto, nosotros no seamos tal cosa). La resistencia mental, la negación del ego a morir al Ahora, reside en el núcleo de la enfermedad y es causa mayor de la enorme cantidad de sufrimiento que nubla el mundo.

    ResponderEliminar
  2. Existen las herramientas, hagamos uso de ellas.

    ResponderEliminar
  3. Y no hay mayor herramienta que la voluntad, indispensable para trascender el miedo. Si a uno le ha llegado la hora de volver al hogar y de reencontrarse con su verdadera naturaleza, la vida le ofrecerá esas herramientas. Con la voluntad y el esfuerzo, surgirán las oportunidades y la sabiduría necesaria para discernirlas. Pero el deseo tiene que ser sincero.

    ResponderEliminar
  4. Citando a Nisargadatta: 'Mientres esté satisfecho con lo inferior, no podrá alcanzar lo superior.'

    ResponderEliminar
  5. La cita de Maharaj tiene trampa ya que pone a prueba al Ego del aspirante y la perspectiva subjetiva del mismo. Lo que a uno le puede parecer inferior, a otro puede parecerle superior. ¿Que es conformarse con poco? ¿Que es el estado Superior? Las religiones y filosofías orientales abogan por lograr ser feliz con menos (menos expectativas, menos materialismo, menos elucubraciones de la imaginación, etc...).

    Dicho de otra manera, lo inferior estaría en el exterior (expectativas, trabajo, riquezas, sexo, etc...) y lo superior en el interior (tranquilidad, armonía, disfrutar de lo que ofrece la vida, etc...)

    Yo creo que está más cerca de lo Superior aquel que tiene una relación armónica a lo Wu Wei con su vida (a fin de cuentas, lo importante en esta vida es estar en armonía con uno mismo y con lo que nos rodea). Un lector de espiritualidad puede tener una mente caótica y estar más lejos de la Verdad que otro que no ha leido nada sobre el tema y su mente ser -en cambio- un bálsamo de relajación y positividad la cual contagía a los demás.

    Lecturas, yoga y meditación son valiosas herramientas, pero si la mente y el ego no ponen de su parte mal vamos. También ayuda si la esencia interior es buena, entonces lo que hacen el misticismo, el yoga y la meditación es potenciar algo que ya tenemos dentro nuestro.

    Es conocida en el zen la historia de un anciano analfabeto que quería entrar en un monasterio budista. Los monjes juzgaron que como no sabía leer no podría alcanzar la iluminación pero le dejaron entrar por su buena disposición. Le dieron el trabajo de barrendero y con el tiempo, descubrieron que el hombre conseguía la paz interior en el desempeño de su labor. Los monjes le preguntaron todo curiosos la razón de su éxito, ya que ellos leían y releían los sutras y no conseguían los mismos resultados que él. El barrendero les respondió "Lo único que hago es barrer todos los dias con gran atención y mucho amor, nada más".

    Por ello, el interior es el motor de la felicidad en la vida. De nada sirve el ropaje filosófico, religioso y espiritual que nos pongamos si nuestro interior no nos ayuda primero.

    ResponderEliminar
  6. Así es. Lo inferior se vincula a todo lo vinculado al mundo de la materia y la transitoriedad. Lo superior, a lo inmanifestado. Allí donde el dualismo se desvanece y el deseo y el miedo ya no son ni tan siquiera un recuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia del anciano analfabeto me recuerda lo que dice el maestro Tolle acerca de la aceptación del momento presente:

      'Hasta que practicas la rendición, la dimensión espiritual es algo sobre lo que lees, sobre lo que hablas, algo sobre lo que escribes libros y que te estimula, algo en lo que piensas, algo en lo que crees o no crees, según el caso. Todo lo anterior no supone ninguna diferencia.
      No hasta que la rendición hace que se vuelva una realidad en tu vida.
      Cuando te rindes, la energía que emanas y que a partir de ese momento dirige tu vida es de una frecuencia vibratoria mucho más elevada que la energía mental que gobierna el mundo.
      A través de la rendición, la energía espiritual entra en este mundo. No genera sufrimiento para ti, para los demás seres humanos ni para el resto de los seres vivos del planeta.'

      Eliminar
  7. No hablaba solo de los materialistas, también de los buscadores espirituales cuyo ego les hace juzgar y despreciar el modo de vida de los demás (cuando puede ser más ejemplo de Aceptación y Presente que la suya propia). Seguro que habrás encontrado alguno de estos casos "espirituales" en tu camino espiritual.

    ResponderEliminar
  8. Tampoco hablo sólo de los materialistas. De ahí que haya insertado el comentario de Eckhart Tolle: el conocimiento y la sabiduría no siempre van de la mano, y es muy posible encontrar gente sencilla y sin instrucción alguna resplandeciente de amor y empatía.

    ResponderEliminar
  9. La guerra contra el materialismo es un dualismo más. El menor posible no está mal.

    ResponderEliminar