martes, 1 de noviembre de 2011

A Rosa

Rosa Estepa Gijón, una (querida) amiga, ha dejado su actual trabajo para iniciar un nuevo ciclo en el cual le deseo todo lo mejor. Solo se puede desear lo mejor a alguien que, desde un sentir altruista, me ha ayudado mucho a crecer como persona en el plano emocional y espiritual. Rosa es un ejemplo notable de ese puñado de seres humanos capaces de cambiar el rumbo de la vida de otros para bien. La vida es cambio, no coincidiremos con la frecuencia de antes, pero tu legado siempre estará ahí. ¡Va por tí, Rosa! :-)

ACTUALIZACIÓN DEL 31-12-2011:
Con el año 2011 a punto de terminar, te deseo lo mejor para el 2012. Ojalá se cumplan todos los sueños que tienes en mente. ¡Para ti que me has hecho mejor persona y que me has encauzado en un camino de vida donde solo puedo ir hacia adelante! Siempre te llevaré en mi corazón. 

1 comentario:

  1. Aunque Rosa me conoce por otro nombre, seguro que ya sabe quién le dedica estas palabras:

    'No se ponga triste ante una despedida. Una despedida es necesaria para volver a reencontrarse. Y un reencuentro, después de un momento o después de toda una vida, es algo inevitable si somos amigos de verdad.'

    No son mías , pero las hago mías. Suerte en tu nuevo devenir, Rosa.

    ResponderEliminar