jueves, 20 de octubre de 2011

Reseña de LC3: Hades Nebula de Carlos Sisí

El pasado martes terminé la lectura de Los Caminantes: Hades Nebula de Carlos Sisí, la tercera novela de la trilogía zombi del escritor malagueño. Como ya recordareis, esta última entrega ha sido publicada por la prestigiosa Minotauro, que ha respetado el formato y el ilustrador de portada -Alejandro Colucci- de las anteriores entregas publicadas en Dolmen Editorial. Sisí concluye de esta manera su importante aportación al género zombi hispano y se prepara ya para nuevos desafios literarios. 

Hades Nebula me ha entretenido muchísimo y tiene su propio carácter respecto a Los Caminantes y Necrópolis. Atrás quedan Málaga y Carranque y nos trasladamos a la ciudad de Granada. Más de la mitad de la novela transcurre en el palacio-fortaleza de la Alhambra (un acierto su uso en una ficción zombi). Carlos vuelve a dar otro salto de calidad literaria sin sacrificar la fluidez en la prosa. También hay acción, tensión, dinamismo, momentos espeluznantes y además una vuelta de tuerca en el género, con lo dificil que es a estas alturas con lo que ya se ha escrito. Respecto a las tramas desplegadas por Carlos, están muy cohesionadas y dan menos sensación de independencia que las de Necrópolis (lo que en este caso beneficia el desarrollo interno de Hades Nebula). No faltan los homenajes a otras referencias del género, como la del cómic The Walking Dead de Robert Kirkman y la primera trilogía zombi de George Romero. Al autor malagueño le gusta escribir y no es casualidad que en su juventud fuera un activo programador de videoaventuras conversacionales para ordenadores personales (entre ellas la aventura de temática zombi Heresville para ZX-Spectrum).

Dejo para el final lo que subyace dentro de Hades Nebula. Creo que lo más bonito que puedo decir de una obra de ficción es que transpire Humanidad y Esperanza. Es enternecedora la ligazón de familia que tienen el grupo de protagonistas, dan lo mejor de sí mismos en los peores momentos y no dejan de luchar por los demás. Es de agradecer (o al menos lo agradece servidor que escribe) que contraste con la ficción zombi estándar, de calado pesimista y que no cree en la unidad de los seres humanos para luchar contra los muertos vivientes. Se dice que el zombi ha conectado con la actual crisis económica en la cultura popular, pero es de desear que esto forje en muchos de nosotros una Susana, un José, un Erico Lombardo (el prota de Diario de un Zombi de Sergi Llauger) o un Dale Horvath (el vejete de la serie de TV The Walking Dead) que no un padre Isidro o un Harry Cooper (el cabeza de familia de La Noche de los Muertos Vivientes de Romero).

P.D. Tanto si continuas la saga o le das carpetazo definitivo, gracias de todo corazón, Carlos, por lo que me han entretenido tus tres novelas entre 2009 y 2011. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario