martes, 27 de septiembre de 2011

El Imperio de Trigan (Don Lawrence). Carlos y Tere El Boletín

Hace ya algún tiempo que Planeta DeAgostini está reeditando en formato libro la serie El Imperio de Trigan (1965-1982) de Mike Butterworth y Don Lawrence, todo un hito en la historia del cómic británico (Lawrence ha influenciado a Brian Bolland y Dave Gibbons). Desafortunadamente, como viene siendo habitual después de la marcha de Alejandro M. Viturtia, Planeta ha vuelto a dar muestras de descuido y poco respeto hacia el comprador potencial al publicar cronológicamente desordenada esta serie de Butterworth y Lawrence (y las cosas ya no son como hace décadas cuando el tebeo y el cómic no tenían prestigio social alguno en nuestro país). 

Página de muestra de la primera historia de El Imperio de Trigan (en la edición y traducción de Editorial Bruguera)

El Imperio de Trigan fue un cómic de space-opera (ciencia-ficción de aventuras) que descubrí en la revista Mortadelo de Bruguera allá por el año 1980, en plena adolescencia. Quedé fascinado por los dibujos realistas y preciosistas de Don Lawrence. Bruguera comenzó la publicación de El Imperio Trigano (como llamaron aquí a la serie) con la primera historia de todas, la que luego fue conocida en inglés con el título Victory Of The Trigans. En ella se trasladaba al lector al planeta Elektron, un mundo que combinaba la estética futurista (naves atmosféricas, armas laser, etc...) con el legado cultural y artístico de la Historia Antigua. El rey Zorth de Loka emprende la conquista militar del planeta mientras Trigan, líder de una tríbu bárbara del país de Vorg, sueña con construir una ciudad y hacer de Vorg una gran nación civilizada que pueda hacer frente al ejército de Loka. Poco sospecha el bueno de Trigan que en el vecino país de Tharv encontrará dos inestimables aliados en las figuras del sabio Peric y su hija Salvia (claramente inspirados en los filósofos Teón e Hipatia de la Alejandría grecorromana).

La reedición desordenada de Planeta ha hecho que esta primera historia no haya sido publicada en los volumenes publicados hasta el momento, siendo posible que no se reedite si las ventas no son suficientes. Afortunadamente, existe Internet y las librerías de segunda mano y gracias a la librería Carlos y Tere El Boletín pude conseguir esta historia. No en las revistas de Mortadelo que leí en mi adolescencia (ni en un inencontrable volumen de Cimoc publicado por Norma) sino en una publicación previa en cinco números de la revista Zas de Bruguera, un invento de existencia efímera que también publicó material de DC (Batgirl con los colores cambiados), las interesantes historietas de Mares de China de Carrillo, la adaptación a cómic de la película Alien de Ridley Scott y algunos artículos sobre Historia (ilustrados con un dibujo magnífico) y Formula 1 (mucho antes del posterior boom de Michael Schumacher, Fernando Alonso o Lewis Hamilton). Fuí el sábado pasado al almacen de El Boletín en Barcelona, atendiéndome el propio Carlos, que lleva más de veinte años como editor y librero, y con el que tuve una larga e interesantísima conversación sobre el mundillo, hablando tanto de autores españoles y alguno extranjero como de sus creaciones (Ambrós, Edmond, Francisco Ibañez, Segura, etc...). El fondo de El Boletín incluye también literatura popular y merchandising aparte de cómics propiamente dichos.

Foto que muestra un poco del almacen de Carlos y Tere El Boletín

No hay comentarios:

Publicar un comentario