viernes, 26 de agosto de 2011

Sectas y sectarismo fuera de las sectas (valga la redundancia)


Hace dos meses que se realizó en Argentina una redada policial contra una secta liderada por un gurú autodenominado Maestro Mehir, lo que puso otra vez sobre la palestra el peligro de las sectas destructivas y los comportamientos provocadas por ellas. Otra vez el perfil sectario vuelve a ser el mismo: un gurú o líder con un ego del tamaño de un caballo, una indudable habilidad del aparato sectario para manipular psicologicamente a sus adeptos (habitualmente captados cuando estas personas están pasando una mala época), una dependencia ciega y sin ningún espíritu crítico de los captados a los pensamientos y métodos de su gurú y un discurso demonizador del mundo o de una figura a la que se sataniza sin pudor alguno (con la incapacidad añadida de poder meterse en la piel de otra persona que no piense como ellos). La televisión argentina informa de la redada contra la organización de Maestro Mehir en este vídeo:

Un caso muy famoso en Estados Unidos fue el del jeta simpático Rajneess o Osho (1931-1990), que llegó a tener un ejercito a sus órdenes en su ashram del estado de Oregón. Lo que puedan tener su obra literaria de bienintencionada contrasta duramente con las secuelas que dejó a personas que creyeron en él. Circula este vídeo de un antiguo programa de Documentos TV sobre sus actividades:

Pero no solo hay comportamiento sectario en el mundo espiritual o religioso, flexibilicemos un poco las fronteras de este mundillo y hablemos de fútbol, más concretamente del clásico Barça-Madrid del balompie español. Tras la última Supercopa se ha llegado a unos extremos en la que los forofos ya tienen parte de culpa en el desarrollo de esta dinámica. La idealización de Pep Guardiola y sus jugadores como si fueran el summum de la bondad o el apoyo a Mourinho después del incidente de Tito Vilanova son para preocuparse. Lo más absurdo de todo es que los dos clubes se necesitan mutuamente, no pueden existir el uno sin el otro. Deberían pensar estos aficionados que a dirigentes como el ex-presidente Joan Laporta, Florentino Pérez y otros no les importa que sus sueldos y condiciones de trabajo sean castigados por empresarios y políticos (y para más inri muchos de estos presidentes de clubes de fútbol son empresarios). Disfrutar y sentir de verdad el deporte nada tiene que ver con el forofismo y la aversión extrema al rival:

La política es un campo de cultivo muy atractivo para el sectarismo si este se aposenta entre la gente de la calle. Una buena herramienta como la democracia es desvirtuada si se decepciona a un pueblo. Puedo aceptar que por ingenuidad sea posible sentirse identificado -y representado- por políticos como Zapatero, Mariano Rajoy, Artur Mas, etc... Se pone un enfasis sofísta en las ilusiones de la gente, pero no deja de ser un dualismo plano del bien (yo+los mios) contra el mal (mi rival+los suyos). Eso sí, si para sobrevivir en el poder necesitan traicionar a sus votantes son capaces de hacerlo sin problemas (como por ejemplo los recortes sociales de Zapatero o la co-habitación del Tripartito en Cataluña). También tiene muchos seguidores lo de defender lo indefendible porque son de los "nuestros": El apoyo de Hugo Chávez a "libertadores" de izquierdas como Gadafi y el tirano de Siria (que masacran a su propia gente igual o peor que el dictador chileno Pinochet) o el surrealismo del canal de Intereconomía TV (diseñado para la derecha y catolicismo más rancios) donde este vídeo es prácticamente una quasi-apología de un ataque preventivo contra la manifestación laica durante la visita del Papa Benedicto XVI en Madrid:

También se puede rastrear rasgos de sectarismo dentro del mundo de la llamada Conspiración, aunque esta no tiene la misma repercusión social y algunos referentes como David Icke, Rafapal y Luis Carlos Campos ya generan dudas dentro del gremio. A mí me genera mucha desconfianza la manía de aquellos que demonizan gratuitamente a iconos de la cultura occidental (Jesucristo, Darwin, Descartes, Freud, etc...) mientras que no tocan ningún referente de la cultura y pensamiento orientales (Rafapal llega a reverenciar al jeta simpático de Osho y en el entorno de Campos existe un obvio maltrato de la figura de Jesús de Nazareth). El odio a la cultura propia no me parece la respuesta si se quiere cambiar el mundo. Un sendero interior no tiene ni Occidente ni Oriente. 

Para los que visiten páginas de Conspiración, harán bien en elegir foros cuyo talante sea abierto y dialogante y menos persecutorio que el de los personajes arriba nombrados. Si este movimiento quiere ser algo tiene que ser serio, popularizar un nombre más plausible y decantarse del todo por temáticas sociales más al pie de la calle (que no es obligatorio tener una hipoteca, por ejemplo). Les iría bien aquella cita del filósofo y religioso cristiano Guillermo de Ockham (1280-1349) que dice "Resulta vano hacer con más lo que se puede hacer con menos". Otro buen punto sería que no lo patrocinen y exploten esas "superstars" que publican libros y hacen conferencias en hoteles (que raro que los políticos no hagan caso a estos que supuestamente saben la "verdad" y si no tengan reparos en querer erosionar la base del Movimiento 15-M y otras protestas populares).

la voz de Luis Carlos Campos

6 comentarios:

  1. Llevo años siguiéndole la pista a este par de pájaros (LCC y Rafapal) y, lamentablemente, he de decir que me han decepcionado. Sobre Daniel Estulin y David Icke lo mejor es correr un tupido velo. Hace ya tiempo que han sido desenmascarados como lacayos de esa misma élite a la que, según ellos, intentan poner en evidencia. Lo pagarán.
    LCC y Rafapal, los Mortadelo y Filemón del mundillo conspiranoico, formarían parte, en mi opinión, de ese grupito malintencionado de desinformadores a sueldo cuya función sería la de ejercer una especie de disidencia controlada con la finalidad última de confundir y desalentar.
    Los oscuros que gobiernan en la sombra saben que la verdad sobre sus tejemanejes y nuestro potencial para trascender está a puntito de salir a la luz. Es por ello que necesitan de este tipo de gurús malintencionados para esparcir mierda sobre todas aquellas personas honestas y anónimas que han arriesgado el pellejo al intentar desenredar el inconcebible entramado de mentiras sobre las que se ha construido una sociedad enferma, corrupta y, finalmente, destinada a desaparecer.

    ResponderEliminar
  2. Yo preguntaría a los que todavía siguen a este par de elementos: ¿no os extraña que no se los hayan cepillado todavía?. ¿Con la de burradas que han llegado a soltar (sean ciertas o no) sobre la escoria que gobierna el mundo?. Porque a Phil Schneider se lo pulieron en un plis-plas tras su valiente ponencia sobre el Presupuesto Negro y las bases militares secretas.
    Así; ¿por qué estos dos siguen vivicos y coleando?. Uno (LCC) baneando, vejando y ridiculizando cualquier tipo de opinión mínimamente crítica y otro (el calvorota), ciego de farlopa, y viviendo del cuento desde hace años.

    Sospechoso sí lo es, coño...

    ResponderEliminar
  3. Así sin más, lo de Schneider tampoco suena muy lógico, se dice que la CIA intentó matarlo en trece ocasiones ¿unos servicios secretos yanquis van a fallar 12 veces? Que mal hacen su trabajo!

    Es más creible que Schneider efectivamente trabajara para el gobierno norteamericano en todo el tinglado de la Guerra Fria USA/URSS. Es muy posible también que hubieran proyectos secretos de índole militar para obtener alguna ventaja sobre los soviéticos (que también tendrían los suyos propios). De cualquier forma, esto que digo tampoco pasa de especulación que no se puede demostrar, por lo que nos quedamos igual :-)

    ResponderEliminar
  4. Respecto a LCC, corren por Youtube videos suyos en TV Intereconomía hablando de que el Cambio Climatico es mentira y que en realidad se está gestando una Nueva Era Glacial. ¿Sabrán en Intereconomía de sus comentarios sobre cierta figura religiosa? :-)

    Lo que está claro es que ninguno de estos personajes son una amenaza para los mandatarios (las quasi-castas de los políticos y economistas).

    En mi humilde opinión, un verdadero cambio tiene que llegar por el pueblo, de toda la gente anónima que nos encontramos en la calle cada día. Personas a las que figuras como LCCs, Cristianos Ronaldos o Messis entretienen para que se dispersen o no toquen con los pies en la tierra. Sigue teniendo validez la frase aquella de que una casa no se comienza a construir por el tejado. Una sociedad tampoco, y todo cambio debería pasar primero por el corazón.

    ResponderEliminar
  5. En todo caso, el verdadero Cambio viene de dentro. Nadie nos sacará las castañas del fuego. Todo los demás son anécdotas sin mucha importancia. El Amor tiene la última palabra.

    ResponderEliminar
  6. Somos dueños de nuestra vida, y sobretodo de elegir como nos sentimos dentro de ella. Si perdemos esa libertad lo perdemos todo.

    ResponderEliminar