lunes, 3 de enero de 2011

Mondo de la película "Un Buda" (2005)

Escena del mondo de la película argentina Un Buda de Diego Rafecas donde distintos personajes de la misma hacen una serie de preguntas a un maestro zen sobre la condición normal, la familia, el racionalismo, el tiempo y las decisiones. Con conclusiones que me resultan muy interesantes y que quiero compartir:


2 comentarios:

  1. Me gustaría ahondar en la parte del video de "Un Buda" que habla de la relación entre razón e intuición.

    En estos tiempos de honda crisis económica y espiritual en la sociedad occidental, parece que como respuesta se sataniza a referencias "nuestras" como René Descartes o Charles Darwin. Ese no es el camino, como dice el maestro zen de la película (también lo es en la vida real) tanto la razón como la intuición no tienen nada de malo y van juntos. Aparte, ver la paja en el ojo ajeno y no en el propio no es ético (y aquí también me incluyo si conmigo también se da este caso), sobretodo porque no te sirve de nada interiormente.

    En todo caso, como bien aconseja el maestro zen en otra pregunta, está lo de dirigirnos sin exceso. Considero que está muy bien alternar la lectura y la práctica de las filosofías oriental y occidental, se pueden hermanar y complementar perfectamente. Quizá lo único que le falte a la filosofia occidental sean técnicas de meditación milenarias como el yoga y el zazen, pero por lo demás, ¿Aristóteles y Confucio no aconsejaban el "Justo medio" tanto a griegos como a chinos?

    Ayer compré mi primer libro del año: "LIBERTAD Y GENEROSIDAD: TEXTOS MORALES" de René Descartes (Editorial Proteus). Esta recopilación de textos por Salvi Turró tiene de particular que el padre del llamado dualismo cartesiano y el método científico moderno habla en obras y cartas a otras personas de sus opiniones estrictamente filosóficas, éticas y morales; y para nada se demuestra enemigo de las pasiones como dice este párrafo de una carta en la página 121:

    "Solo añadiré una cosa: la filosofía que yo cultivo no es tan bárbara y feroz que rechace el uso de las pasiones. Al contrario, es en ellas exclusivamente que pongo toda la dulzura y felicidad de esta vida. Y aunque haya muchas cuyo exceso constituye un vicio, de todos modos hay otras que, a mi parecer, son mejores cuanto más excesivas: entre ellas, como entre las virtudes, pongo la gratitud"

    ResponderEliminar
  2. Paradojicamente, Occidente se está convirtiendo en la salvaguarda de la espiritualidad de Oriente, y Oriente se está convirtiendo en un monstruo capitalista que riase usted del inhumano neoliberialismo occidental.

    ResponderEliminar