lunes, 31 de mayo de 2010

Mis lecturas zombis

Como si de una epidemia genuina de muertos vivientes se tratara, los zombis cinematográficos de George A. Romero han irrumpido con fuerza en la literatura española de género. Daré mi opinión sobre los libros de esta temática que he leído hasta ahora (las películas ya me atraían hace años desde que ví en televisión "No profanar el sueño de los muertos" de Jorge Grau, cortesía del espacio "Mis Terrores Favoritos" de Narciso Ibañez Serrador).

1. Una novelización con trampa

Como habrá pasado a muchos que rozamos o rebasamos la cuarentena, mi primera lectura del género fue la novelización oficial de "La Noche de los muertos vivientes" (1974), publicada por Martinez Roca en 1985 dentro del número 13 de su colección Superterror. Es una "novelización con trampa" porque está escrita por John Russo, el co-guionista de la película original, lo que le da un plus ante otras novelizaciones del celuloide que leí en su día, bastante horribles. Además, John Russo es escritor y se nota en sus añadidos a la historia original, consiguiendo una lectura aceptable y amena aunque hayas visto la película o si has leído la novela más de una vez (la leí varias veces en 1987 y una en el 2008 si no recuerdo mal).  

2. Sequía

Después de la novelización de Russo, entre 1985 y 2007 España fue una tierra yerma en lo que respecta a publicaciones de muertos vivientes, excepto una antología -que no conseguí nunca- titulada "El Libro de los Muertos" (Ultramar), la cual incluía el relato "Parto en Casa" de Stephen King. Esta historia terminó cayendo en mis manos a través de un libro del propio King. ¿Mi opinión personal? Correcta, pero poco más.  Me resultaron mucho más interesantes durante esos años los precedentes de "Herbert West, Reanimador" de H.P. Lovecraft y "El Valle de lo Perdido" de Robert E. Howard, donde muertos reanimados dan buena muestra de cruenta antropofagia y mucha mala leche. También leí la novela que inspiró a Romero, "Soy Leyenda" de Richard Matheson, inquietante y triste por sus escenas de soledad y los torpes intentos de acercamiento del protagonista a otros seres vivos.  

3. Apocalipsis Z de Manel Loureiro

Si hay una editorial responsable del actual aluvión de libros sobre zombis, esa es Dolmen. Poco podían sospechar la repercusión de su publicación  de "Apocalipsis Z" (2008), novela del escritor gallego Manel Loureiro que comenzó como un blog en Internet. El gran éxito de esta permitió a Dolmen abrir una Línea Z, específica de esta temática donde publica obras de autores españoles y extranjeros. El filón que ha encontrado Dolmen ha convencido del invento a otras editoriales más grandes como Minotauro, Valdemar o  Plaza & Janes, e incluso se está dando el caso de adaptaciones de clásicos generalistas a la temática zombi, como si la literatura fantástica y de género devorara los Clásicos, una venganza que tiene su gracia (por los antecedentes del ninguneo académico a lo fantástico durante años y años).

Volviendo a "Apocalipsis Z", esta novela aporta la novedad de que los zombis llegan a nuestro país y que no son patrimonio de Estados Unidos, sino que pueden caminar y devorar transeuntes vivos por localizaciones que sentimos muy nuestras. La narración comienza como un blog y luego se transforma en un diario. La novela me gustó mucho en su día, aunque alternaba partes muy interesantes (el inicio cuando se desata la epidemía, la expedición suicida a Vigo, el relato de la caída de Vigo a manos de los zombis, etc...) con otras donde Loureiro bajaba el pistón y la prosa macarrónica hacía acto de presencia. Te encariñas con personajes como el abogado protagonista, su amigo ucraniano y el gato del abogado, Lúculo. En Internet saltó la polémica por un supuesto plagio que hace Loureiro en las primeras 60 páginas (de 300) de las situaciones de una historia contenida en el blog del británico Alpha Dog. Como no se leer inglés con garantias no puedo opinar, pero ello no debe ser menoscabo para "Apocalipsis Z" en lo que respecta a la propagación de la epidemia zombi en la literatura española de género, ¿no?

Loureiro ha publicado este año la secuela "AZ 2: Los Días Oscuros" en Plaza & Janes. Entretiene y se nota que Loureiro quiere dedicarse profesionalmente a la escritura (al estilo de un Stephen King o un Dean Koontz), pero me pareció inferior a "Apocalipsis Z". Quizá debido a que ya no era la novedad o que ya había leído más literatura zombi. Aun así, imaginarse la ciudad de Madrid condenada a su suerte no es cualquier cosa (quienes la hayan visitado sabrán el porqué). A ver que tal una tercera parte que Loureiro tiene proyectada para dar carpetazo al ciclo.

4. Guerra Mundial Z de Max Brooks

Poco después de la publicación de "Apocalipsis Z", la editorial Almuzara publicó una novela que ya era un best-seller fuera de nuestras fronteras, "Guerra Mundial Z" de Max Brooks (el hijo del cineasta Mel Brooks). Aquí la pandemia zombi ha sido controlada y un periodista se dedica a viajar por todo el mundo a realizar entrevistas a los supervivientes. Brooks no duda en destilar humor negro y crítica social y política extrapolable a la vida real (pero sin zombis, claro). Su lectura me mantuvo realmente enganchado y recuerdo episodios como el inicio de la infección en China, la batalla de Yonkers, las aventuras del capitán desertor de un submarino del ejercito chino, la atmósfera de anarquía y destrucción del capítulo de Japón, etc... La productora de Brad Pitt ha comprado los derechos de su adaptación cinematográfica, habrá que esperar los resultados, ya que también hay un empacho de la temática en el cine.


5. Los Caminantes de Carlos Sisí

Dolmen comenzó la andadura de su Línea Z con la publicación de la novela "Los Caminantes" de Carlos Sisí. En esta ocasión es la ciudad de Málaga la que sufre la expansión de la pandemia y los resucitados parecen un cruce entre los zombis de Romero y los infectados de la película "28 Días Después" de Danny Boyle. La novela comienza de un modo titubeante, pero esto dura nada y luego entra en una espiral en la cual no pude dejar de leer hasta el final. Está escrita en un estilo ágil, vital y muy visual, dando un resultado bastante superior a "Apocalipsis Z". En los momentos álgidos me llegué a preocupar por los personajes principales, a los que Carlos da una cercanía y una humanidad que ya quisieran otros escritores. ¿Puede ser esta la mayor ilusión de un autor hacia los personajes que crea? Pero el gran acierto de Carlos Sisí es la creación del padre Isidro, uno de los personajes literarios que más mal rollo me ha dado en años. También me gustaron algunos guiños bien insertados que hace el autor a la cultura popular: Lovecraft, Nietzsche, Tolkien, los mundos de Terry Prachett, etc... El autor y la editorial Dolmen han anunciado la próxima publicación de una secuela que llevará por título "Necrópolis", a ver si logra igualar o superar a esta.

6. La Plaga de los Zombis y Otras Historias de Muertos Vivientes V.V.A.A.

La editorial Valdemar ha publicado hace poco una antología de zombis llevada por el experto Jesús Palacios. La diferencia con los libros anteriormente reseñados es que se hace un repaso a la literatura de zombis en general, no solo al muerto viviente ideado por Romero y Russo (más concretamente al zombi original del vudú haitiano y el que apareció en las revistas pulp norteamericanas de los años 20, 30 y 40 del siglo pasado).

He leído los cinco relatos de zombis post-Romero y me han gustado. Tres de ellos, "Dios salve a la Reina" de John Skipp y Marc Levintal, "Amados Muertos" de Ian McDowell y "Conexiones" de Simon McCaffery, parecen cortados por el patrón de humor negro, decadencia y mal gusto de Clive Barker (de hecho, la historia de Skipp y Levintal es una adaptación literaria de un comic-book de Steve Niles y el propio Barker). Respecto a los otros dos, "Zaambi" de Terry y Christopher Morgan es una fusión con la temática de samuráis  a la Kurosawa que me pareció el esqueleto o borrador de un universo al cual un solo relato se le queda corto, y "¡Levantaos!" de Jay Alamares es un homenaje a "El regreso de los muertos vivientes", una película de 1985 guionizada por John Russo donde se da al tema un toque humorístico y a los zombis la facultad de hablar y razonar. 

7. Futuras lecturas y reflexión final

Espero con mucho interés la inminente publicación por Dolmen del "Diario de un zombi" de Sergi Llauger, ambientada en la ciudad de Barcelona (lo que acrecienta mi curiosidad porque resido muy cerca de allí). En ella, el muerto viviente protagonista no ha perdido, por motivos desconocidos, ni su raciocinio ni su memoria, y por si fuera poco nuestro zombi tiene una forma de ser bastante peculiar. A ver que tal, ojalá me guste.

No quisiera acabar esta entrada en el blog sin reconocer que la ficción zombi tiene un talón de Aquiles del tamaño de una catedral: se agota y repite rápidamente si se siguen escrupulosamente los parámetros introducidos por George Romero en su trilogía original (aunque también es verdad que se podría achacar lo mismo a las criaturas de las películas Alien y Predator). Por ello, creo que es mejor que los escritores inventen variaciones, novedades o directamente rizar el rizo. Puede que no sea casualidad que parte de esto haya influido en que me hayan gustado las historias que os he comentado líneas arriba.

domingo, 30 de mayo de 2010

Neurotransmisores

Hoy os facilitó un buen artículo de Concha Etiens Cruzado sobre los neurotransmisores:

*****
NEUROTRANSMISORES
por Concha Etiens Cruzado

Son agentes químicos del cerebro actúan en lugares específicos; hay unos cincuenta, pero los más conocidos son:

1. Serotonina

2. Dopamina

3. Noradrenalina

4. Acetilcolina

5. Encefalinas y endorfinas

6. Glutamato,

7. Ácido Nítrico


1. Serotonina

Muy conocido este neurotransmisor desde la aparición de Prozac, se conoce como el agente químico del bienestar, dado su efecto sobre el estado de ánimo y la ansiedad; los altos niveles de serotonina se asocian con serenidad y optimismo.

Pero también influye en otras áreas como son el sueño, el apetito, el dolor y la presión arterial.

Respecto a los cambios en los niveles de serotonina, los niveles bajos se asocian a trastornos como la esquizofrenia, trastornos obsesivo-compulsivos, depresión, agresividad, ansiedad, insomnio, etc.... incluso hiperactividad. Cuando aumenta la serotonina se produce mayor concentración, mejora la autoestima, la persona está relajada, con sensación de bienestar; el estrés, cambios hormonales en los estrógenos y cambios de niveles de azúcar alteran los niveles de serotonina.

¿Cómo aumentar los nieveles de serotonina sin tratamiento?, de forma natural, con prácticas de técnicas de relajación, yoga, meditación, etc... hacer ejercicio con cierta regularidad, pasear, bailar, andar al aire libre, proyectar ideas nuevas como viajar.

A nivel de dietas el triptófano es un precursor de la serotonina, es un aminoácido que no produce el cuerpo y que debe tomarse en la dieta diaria y lo encontramos en leche, huevos, pavo, soja, plátanos, leguminosas, pastas, arroz, cereales, pollo, queso y en muchos más alimentos.

Las semillas de equilifonia y de simplicifolia, es una sustancia que sirve de nexo entre el triptófano y la serotonina, es rica en cinco hidrotriptófanos (htp) y de nexo entre la serotonina y el triptófano.

Entre las funciones de la serotonina están el actuar sobre el reloj interno de nuestro cuerpo, en el sueño-vigilia, también coordina la hormona del estrés, y la temperatura corporal.

Los hombres producen un 50% más de serotonina que las mujeres, por eso ellas son más sensibles a los cambios de niveles de serotonina.

La serotonina interviene en regular el apetito, la ansiedad, en las funciones perceptivas y cognitivas, el deseo sexual, en la actividad motora.

Se ha visto que, como otros neurotransmisores como la noradrenalina y la dopamina, está muy relacionado con el miedo y con la ansiedad.

La fibromialgia se da en personas con niveles bajos de serotonina, las migrañas, los estados de depresión, de ansiedad. Las migrañas se producen porque los vasos se dilatan y se hinchan.

Durante las estaciones menos soleadas la serotonina baja, y hay más tendencia a la depresión, se condiciona con la luz que recibe el organismo; también influye en el apetito sexual, produciendo sensación de bienestar y felicidad, como consecuencia hay más serotonina libre funcionando por el cerebro.

A partir de la serotonina la glándula pineal produce la melatonina, es la encargada de regular el sueño; la serotonina aumenta al atardecer y se mantiene alta hasta el amanecer, a partir de ahí empieza a descender.

El tratamiento con antidepresivos bloquea la recaptación de la serotonina, y se consigue aumentar el nivel de serotonina; los nuevos antidepresivos, los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), deben de ser elegidos por un especialista según la sintomatología presentada, dada la variedad de ellos.

Los antidepresivos antiguos son por ejemplo los tricíclicos, aunque cada vez se utilizan menos, su prescripción es sólo en determinados casos.

La gran mayoría de la serotonina es producida por las neuronas, así como por las células del intestino.


2. Dopamina

Es un neurotransmisor responsable de los movimientos corporales.

Regula los niveles de respuesta en muchas partes del cerebro, y es de vital importancia para la motivación física, participan en elevar el ánimo, aumentar las defensas del sistema inmune, aumentar el impulso sexual, así como la esperanza del tiempo de vida.

Los niveles demasiado altos se asocian a la esquizofrenia, y pueden producir alucinaciones; los nieveles bajos se asocian a descontrol y descoordinación muscular, se relaciona en la enfermedad de Parkinson, más típica de ancianos, sus síntomas son rigidez muscular, dificultad de movimientos voluntarios, movimiento lento, temblor constante.

Se cree que los alucinógenos actúan sobre el sistema dopaminérgico.

Respecto a la medicación para el aumento de la dopamina, se ha visto que los inhibidores de la recaptación de dopamina y noradrenalina (IRDN) para el tratamiento de la depresión han mostrado muchos menos efectos adversos que los fármacos serotoninérgicos, que actualmente son la indicación de primera elección para este tipo de patología en España.


3. Noradrenalina

Es un agente químico excitatorio, aumenta el nivel de respuesta física, mental y levanta el ánimo.

La noradrenalina nos hace recordar acontecimientos tanto buenos como malos, felices como traumáticos.

En el ejercicio físico intenso se libera adrenalina y noradrenalina; tanto un neurotransmisor como otro consiguen la oxidación de los triglicéridos en ácidos grasos y glicerol, liberándose a la sangre.

Su producción se concentra en un área del cerebro, llamada locus coeruleus, que es uno de los candidatos putativos a centro cerebral del placer.

Y los inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina (ISRN), aumentan los niveles de los dos neurotransmisores.


4. Acetilcolina

Regula la actividad en áreas del cerebro relacionadas con la atención, la memoria y el aprendizaje; por ejemplo, pacientes que sufren de Alzheimer tienen bajos niveles de acetilcolina en la corteza cerebral, los fármacos que aumentan su acción pueden mejorar la memoria en este tipo de pacientes. Fue el primer neurotransmisor en ser descubierto en el año 1921 por un biólogo alemán, además de regular en el cerebro áreas relacionadas con la atención, la memoria y el aprendizaje, por ejemplo en pacientes que sufren Alzheimer, se ha visto que tienen bajos niveles de acetilcolinasa en la corteza cerebral: pueden perder hasta un 90% de esta sustancia, que con los fármacos adecuados se puede mejorar.

Se ha visto que tiene otras funciones como participar en la fase del sueño REM, también se encuentra en neuronas sensoriales del sistema nervioso autónomo, y estimulación de los músculos, incluso los gastrointestinales.

La acetilcolina participa en la memoria y en los recuerdos; en niveles bajos influye en la falta de concentración y en disfunción cognitiva.

Los niveles de este neurotransmisor se pueden restablecer a través de la colina: habría que medirla y saber que está bajo; se puede tomar en forma de lecitina; el tipo de colina que más necesita el cerebro es la fosfatidilcolina que componen las neuronas, la dieta media de lecitina al día que se toma es de un gramo, pero se puede llegar a 12 gramos al día; se ha visto que la lecitina debe acompañarse de vitamina C en dosis de 60 miligramos y de vitamina B5, de 5 a 10 miligramos, La vitamina B6, con todos estos elementos, hace que se sintetice en nuestro organismo la acetilcolina.


5. Encefalinas y endorfinas

Son opiáceos endógenos, que como los fármacos de este nombre, reducen la tensión nerviosa, regulan el dolor, y dan sensación de calma.

Las beta-endorfinas, además de modular la percepción del dolor, como ya hemos dicho, influyen sobre la sensación de hambre, regulan la reproducción y cumplen otras muchas funciones aún no bien definidas.

Con el deporte, actividades gratificantes, o simplemente la risa, el organismo produce estas sustancias químicas, que estimulan el sistema nervioso, y crean una respuesta física y emocional, que deriva en sensación de bienestar.

Cualquier deporte, siempre que se practique de forma constante y moderada al menos cuatro veces por semana durante 45 minutos, tiene la capacidad de liberar endorfinas, de actuar sobre el ánimo y hacer que nos sintamos menos estresados y más relajados. Además el ejercicio incrementa la autoestima y la confianza en uno mismo.

El deporte no solo estimula las endorfinas, su práctica regular favorece la producción de otras sustancias, como la adrenalina, la serotonina y la dopamina, responsables también de la sensación de euforia, y del estado de ánimo.

Después de la práctica de un deporte intenso, el hecho de sentirnos mejor tiene una base fisiológica: es debido a que la parte derecha del cerebro (responsable de las emociones) predomina sobre la izquierda (la razón o la lógica) y eso hace que nos sintamos mejor.


6. Glutamato

Es también un neurotransmisor excitatorio, de vital importancia para la formación de las conexiones entre las neuronas, que son la base del aprendizaje y de la memoria a largo plazo.

El glutamato es un pariente excitatorio del GABA. Es el neurotransmisor más común en el sistema nervioso central, y es de destacar su papel en la memoria. Curiosamente, el glutamato es realmente tóxico para las neuronas, y un exceso las puede matar.

Algunas veces el daño cerebral, o un golpe pueden llevar a un exceso de este neurotransmisor, y terminar con muchas más células cerebrales, siendo su muerte debida al propio trauma. La ALS, más comúnmente conocida como enfermedad de Lou Gehrig, está provocada por una producción excesiva de glutamato.


7.  Ácido Nítrico

Es otro neurotransmisor, ha sido el último descubierto, es un gas que se obtiene a partir del aminoácido arginina, participa en la regulación del diámetro de los vasos sanguíneos, interviene también en la función de la erección del pene, se ha visto en terapia sexual.

Concha Etiens Cruzado

sábado, 29 de mayo de 2010

Un poco de chanson francesa y bossa con Henri Salvador

Henri Salvador (1917-2008) fue un cantante, guitarrista y compositor francés de canción popular y jazz. Su origen sudamericano (nació en Cayenne, en la Guayana Francesa) da a su música un aire latinoamericano peculiar. Se le puede considerar uno de los precedentes de la bossa nova al influir sobre el guitarrista pionero de este movimiento, Joao Gilberto (también se puede rastear la influencia de Salvador en algunas interpretaciones de Caetano Veloso). Fue acompañante de Django Reinhardt y tenía una vena cómica al estilo de su compatriota Charles Trenet.

Y ahora varias muestras sonoras de la música de Henri:

"Dans mon ile"
http://www.youtube.com/watch?v=JDzz2KGuyH0

"Jardin d'hiver"
http://www.youtube.com/watch?v=lNtT6iVUy7E

"Que reste-t-il de nos amours" de Trenet a dúo con Rosa Passos
http://www.youtube.com/watch?v=dtt5OtJywE8

"Eu sei que vou te amar" de Jobim y Vinicius a dúo con Gilberto Gil
http://www.youtube.com/watch?v=3joACdwivEw

jueves, 27 de mayo de 2010

Las Endorfinas

Un interesante enlace web y un video de Youtube sobre las endorfinas, las hormonas que se crean en nuestro cerebro por las sensaciones positivas y placenteras provocadas por las relaciones sexuales, el ejercicio físico, el yoga, la meditación zazen, etc...

http://endorfina.bligoo.com/content/view/52691/Que-son-las-Endorfinas.html

http://www.youtube.com/watch?v=yaasQKnvtDk

Me despido por hoy con dos párrafos sobre el tema del físico Juan Ramón Ruiz (http://www.juanramonruiz.com/):

"Si bien la felicidad depende del equilibrio de las tres realidades del ser humano, cuerpo, mente y alma, el cuerpo, junto a la química que se desarrolla dentro de él, puede provocar en el organismo un estado de bienestar"

"Las endorfinas, segregadas por la glándula pituitaria y el hipotálamo ante determinadas situaciones que lo estimulan, son las reinas del universo químico que nos ayuda a ser felices"

martes, 25 de mayo de 2010

Entrevista a George Romero en Zombimania

Entrevista al cineasta George Romero, director de La noche de los muertos vivientes (1968) y otras películas de zombis. Especial atención a las risas y subtitulos que añade la peña de Zombi.Blogia cuando se le va la olla :-D

Los extractos provienen del documental Zombimania del Canal Odisea:

Para poner la entrevista en su contexto no estará de más recordar que esta se realizó después del estreno de La Tierra de los Muertos (2005), una de las peores experiencias cinéfilas de servidor que escribe estas líneas. Con Survival of the Dead (2010) sigue en la estela de pretender afianzarse en el furgón de cola del subgénero de Terror que ideó junto a John Russo.

lunes, 24 de mayo de 2010

Un video del artista Victor Brossa

VICTOR BROSSA (1969). Artista y pensador español autodidacta que trabaja la fotografía, el grabado y varias técnicas pictóricas. Su faceta de pensamiento engloba los caminos de la psicomagia y las filosofías orientales. Brossa aboga por una comprensión espiritual del arte accesible a todos los seres humanos y hace hincapie en hacer de la vida cotidiana el marco idóneo para el proceso de creación artística. Su enfoque del tema de la Conspiración es pragmático y poco dado a esa militancia suicida en la que se trata a los que no creen de "tontos que no han visto la luz" y en la que se toma como referencias indiscutibles a unas fuentes de información de verificación tan dudosa como los medios de comunicación masivos a los que critican.

El enlace de Youtube que os proporciono es una entrevista efectuada a Victor el 14 de julio del año 2009 en su taller de Berlín:

Otros dos enlaces en torno a Brossa que pueden ser de interés:

Una página web que trata del artista que nos ocupa y de otras temáticas:
http://www.galerialalinea.com/victor_brossa.html

Un análisis del pensador Eckhart Tolle (y de sus experiencias al respecto) por parte del propio Victor:
http://www.galerialalinea.com/_eckhard_tolle.html

sábado, 22 de mayo de 2010

Sobre la amistad

"La amistad perfecta es la de los buenos y de aquellos que se asemejan por la virtud. Ellos se desean mutuamente el bien en el mismo sentido" (Aristóteles)

"¿Qué es un hombre bueno? Un hombre bueno es el que te hace mejor" (tradición taoísta)

Estas dos citas sintetizan en parte la opinión que tengo sobre la Amistad, palabra que se utiliza mas de lo debido; para mí no es amistad el irse de parranda en grupo, bravuconeando y cometiendo excesos bebiendo alcohol, eso se puede hacer en compañía de gente que no sean amigos. También peca de esto la "amistad" sustentada en gustos comunes (deportivos, musicales, cinéfilos, etc...). La Amistad es algo mucho más profundo, enraízado con la psicología y forma de sentir de las personas involucradas.

Los virtudes principales que me vienen a la cabeza asociadas a la Amistad son Generosidad, Altruísmo, Tolerancia y Querencia. Generosidad porque un verdadero amigo te elige en libertad, Altruísmo porque este amigo te hace bien sin pedir nada a cambio, Tolerancia porque este amigo te deja ser como eres y Querencia, porque este amigo te quiere de verdad, con tus defectos y tus virtudes (no tienes nada que demostrarle y no te juzga).  La suma de estas cuatro virtudes da como resultado la Confianza, valor que blinda la amistad a prueba de toda bomba y de los vaivénes que puedan sobrevenir. No estará de más decir que una Amistad de este tipo también te aporta muchísimo a nivel humano y de aprendizaje compartidos. Después de todo lo expuesto, como para no luchar por conservarla, ¿no creeis? :-)

Todos estos valores positivos han estado entorpecidos socialmente por una economía capitalista que prima la competitividad y los resultados por encima de todo, lo que hace que la cantidad de amigas y amigos verdaderos que puedas encontrar se cuenten con los dedos de una mano, pero afortunadamente existen y son experiencias cuya siembra e influencia pueden durar toda una vida, y vale mucho la pena.

Dedicado a aquellos hombres y mujeres que han enriquecido mi vida.

domingo, 16 de mayo de 2010

Una experiencia de meditación Ch'an o Zen



El Ch'an es una escuela budista mahayana que apareció en China hacia el siglo VI, todo ello resultado de un proceso durante el cual el budismo indio se adaptó a la cultura del país amalgándose con elementos del taoísmo y el confucianismo. Posteriormente pasó a Corea con el nombre Son y a Japón con el nombre Zen. De todos los tipos de budismo zen que surgieron, pervivieron las escuelas Rinzai y Soto, que fueron las que a la postre llegaron a Occidente en el siglo XX a través de filósofos y maestros como D.T. Suzuki, Alan Watts, Taisen Deshimaru y otros.

Uno de los rasgos distintivos del budismo ch'an o zen es su fomento de la experiencia directa e intuitiva, de implicación con el momento presente. No anula los sutras y libros sagrados pero no depende de ellos (al contrario de la interpretación estándar de religiones occidentales como el cristianismo y el Islam, donde la Biblia y el Corán tienen mucho poder).

Hace dos días asistí por primera vez a una clase de meditación ch'an, tenía mucha curiosidad e interés al respecto ya que había leído bastante sobre budismo zen. Obviamente no pude poner las piernas en doble loto, enseñándome el maestro Carlos Mora una postura intermedia [y corrigiéndome en las ocasiones que la perdía]. Durante el principio de la sesión sentí una sensación de déjà-vu en  la que recordé las clases de hatha-yoga que hago con la profesora Sandra Barnils (2009), y creo que fue precisamente el yoga lo que me ayudó a coger pronto el tono del ch'an (como si el yoga y el zen hicieran como el Sol y la Luna durante la marea alta). Posteriormente entré en un proceso de respiración y relajación cada vez más crecientes y el amago de tensión muscular en las piernas por la postura se fue disipando. A lo largo de toda la clase, durante la relajación fueron surgiendo pensamientos de afecto y de unión con el entorno. Al finalizar la sesión, noté resultados de placidez mental y física, me sentía ligero, una calma y desapego sanos, como si hubiera tenido un sueño reparador. Sobretodo fueron sensaciones que no puedo explicar bien del todo en estas líneas, pero quede aquí mi humilde testimonio al respecto.

Gracias a esta primera clase entendí del todo la frase del maestro zen Taisen Deshimaru "Zen es Zazen", la meditación es vital para entender al 100% el potencial del budismo zen. No se omite el aporte libresco a nivel ético y filosófico pero ello se queda a nivel parcial sin la práctica del zazen [y que consté que me gustan mucho los libros].

miércoles, 12 de mayo de 2010

Apuntes sobre el Marte violento de Edgar Rice Burroughs

por Antonio Ortiz Carrasco
(artículo escrito el año 2001 para su publicación, no recuerdo ni la editorial ni la revista).


1. Datos biográficos de E.R. Burroughs

Edgar Rice Burroughs nació el día 1 de septiembre de 1875 en Chicago (Illinois). Su padre era un veterano de la Guerra Civil y llevaba una destilería de alcohol. El joven Burroughs se educó en diversas escuelas militares. Después de reincorporarse a la vida civil se casó en 1900 con Emma Centennia Hulvert, que le dará dos hijos y de quien se divorciará en 1934. Después de probar una gran cantidad de trabajos diversos, Burroughs decidió dedicarse a la literatura de forma amateur, que, a la postre, le reportaría tanta fama y prestigio que decidió dedicarse a ella profesionalmente. Su primer éxito comercial tuvo lugar con la novela Una Princesa de Marte (A Princess of Mars), cuya primera publicación en la revista All‑Story Magazine data de 1912 y que fue la primera aventura de su héroe John Carter. Poco después escribió la primera de sus novelas de Tarzán, sin duda su personaje más conocido: Tarzán de los Monos (1914). Le seguirían más de veinte novelas basadas en las andanzas del mismo personaje. También escribió otras estimables obras ambientadas en la Luna, Venus (protagonizadas por Carson Napier), Júpiter y Pellucidar (una tierra legendaria situada en el Centro de la Tierra). Burroughs murió en Encino (California) el día 19 de marzo de 1950.

2. Algunos apuntes sobre la obra de Burroughs

Antes de entrar en materia, no estaría de menos ofrecer unas cuantas pinceladas sobre el conjunto de la obra de Burroughs. En la saga de Marte y muchas otras historias del autor, son evidentes un gran afán por la aventura y un desmedido interés por lo exótico, dos actitudes que se complementan magistralmente con la detallada descripción que hace Burroughs de los paisajes nacidos de su imaginación. Su gusto por la descripción, que prácticamente obliga al lector a tomar al escenario como un personaje más del entramado, lo podemos interpretar como una faceta propia de un explorador, en la que el propio Burroughs parece vivir los descubrimientos de sus personajes, ya sea en la geografía marciana, el África negra o el centro de la Tierra.

Otro punto que no se nos debe escapar es la constante de Burroughs de abandonar una saga cuando ha explotado todo el escenario de la misma, lo que facilitaba que inventará más sagas ambientadas en otros mundos. La excepción a la regla fue Tarzán, que tuvo que continuar de manera artificial a causa de imperativos editoriales.

En suma, el escritor ofrece tres perspectivas desde la que se debe analizar su regusto por el escenario exótico: como aventurero, como explorador y como paisajista.

3. John Carter de Marte

Siempre me han disgustado las introducciones o los textos en lo que el autor concede primacía al lucimiento y antepone su firma a la obra a la que, en teoría, debe servir. Sostengo que una referencia como ésta debe ser más una invitación a la lectura y una mera fijación de parámetros referenciales que cualquier otra cosa.

Por ello, me gustaría fijar una premisa. Las referencias al paisaje marciano ideado por Burroughs se limitan a buena parte de Una princesa de Marte. Hay ocasiones en las que una referencia o un detalle apuntado a destiempo arruina la lectura, y la intención de este artículo es más reflejar el espíritu que efectuar una alegre y desmedida práctica del «spoiler». Buena parte del atractivo de la saga reside en el descubrimiento progresivo del planeta rojo tal cual lo imaginó su autor, y no seré yo quien prive al lector de ese placer.

Marte ha sido un astro que ha fascinado a los hombres de todas las épocas. Su color rojizo podía inspirar fácilmente historias de sangre y guerra. Desde los babilonios hasta los romanos lo han venerado bajo distintos nombres. La literatura y la música se han dejado influir por el planeta rojo, como lo demuestran la novela La Guerra de los Mundos de H. G. Wells o la pieza Marte de la suite Los Planetas del compositor clásico Gustav Holst, y así un largo etcétera de ejemplos diseminados por nuestra cultura.

El Marte de Edgar Rice Burroughs, llamado Barsoom por sus habitantes ficticios, es un claro y conseguido exponente de los mitos asociados a nuestro planeta vecino. Es un mundo en decadencia. El agua, la flora y todos los recursos naturales que hacen posible la vida están desapareciendo de manera irreversible, y el deterioro de la atmósfera marciana acelera el proceso. Todas las especies animales de Barsoom se ven abocadas a una actitud agresiva en una lucha fraticida por la supervivencia, desde las especies inteligentes como los tharkianos o los hombres rojos hasta animales como los calots y los toaths. La vida es barata y los genocidios sistemáticos son moneda corriente en un día a día en Marte.

El héroe del Marte de Burroughs es John Carter, un caballero sureño de Virginia, que llega a Barsoom desde la Tierra merced a un viaje astral. De alta estatura y físico musculoso, Carter es un personaje de corte darwiniano que intenta escalar posiciones dentro de la cruel sociedad marciana, lo que le ocasiona no pocos conflictos con los valores morales y éticos que ha heredado de sus ancestros terrestres.

Los tharkianos u hombres verdes son quizá la especie más interesante de Barsoom, circunstancia que Burroughs explota en forma de detalladas y amenas descripciones sobre su tipo de sociedad y sus costumbres. Los tharkianos, de inmensa estatura y con seis extremidades, son la más viva muestra de una cultura guerrera llevada hasta sus últimos extremos. Están organizados en diversas comunidades independientes unas de otras que obedecen nominalmente a un líder común que vive en la ciudad de Thark. Su modo de reproducción es ovípara y está concebida de la misma manera fría y calculada, a través de una selección artificial donde procrean los machos y las hembras más capacitados y donde se eliminan a las crías que nacen débiles, con alguna malformación o simplemente que rompen el cascarón con retraso. Los huevos de las hembras reproductoras son incubados durante cinco años en construcciones desperdigadas por los dominios de Thark, donde pueden ser presa de hombres verdes de otros grupos tribales o de otras especies de la zona.

Los tharkianos suelen habitar en ciudades abandonadas por razas marcianas ya extintas. Su modo de vida es espartano, un orden social donde no tienen cabida sentimientos como el afecto, la amistad o el amor filial (Presentes en los tharkianos de hace miles de años, pero que han ido desapareciendo a medida que Marte se hacía más inhabitable). Su concepto del honor contempla únicamente el punto de vista militar, y los miembros de la comunidad tienen que subir en el escalafón social matando a rivales que se encuentren en un nivel superior al suyo. La población tharkiana disfruta con estos duelos mortales y experimenta también un gran placer con la tortura de los prisioneros de guerra.

Los hombres rojos son también una especie muy llamativa en la saga marciana de Burroughs. Han creado la civilización más avanzada del planeta y poseen un físico muy similar al de los hombres terrestres. Son el resultado de un previo y masivo mestizaje entre las razas humanas anteriores, creadoras de muchas de las ciudades abandonadas de la superficie marciana. Son conscientes de que Barsoom está muriendo y hacen de la preservación de la atmósfera marciana una de sus prioridades científicas. A pesar de su refinamiento cultural, también adolecen de un instinto guerrero que lleva a ciudades‑estado como Helium y Zodanga a luchar entre sí.

De entre los animales superiores de Barsoom, los simios blancos son la especie más violenta y hostil. Tienen seis extremidades, como los tharkianos, y están dotados de una gran altura y fuerza física que los hace unos enemigos formidables para sus rivales. Son capaces de utilizar garrotes como armas. Se les puede encontrar en el interior de los edificios de las antiguas ciudades marcianas, lo que provoca frecuentes enfrentamientos con los hombres verdes.

El Marte de Burroughs es demasiado extenso para condensar todos sus aspectos dentro del breve espacio de este artículo, por lo que invito al lector a descubrir por sí mismo el entrañable mundo de fantasía y maravilla que se esconde detrás del nombre Barsoom.

domingo, 9 de mayo de 2010

El Maimónides de "El Médico de Córdoba"

Hace pocos días que finalicé la lectura de "El Médico de Córdoba" de Herbert Le Porrier, una novela histórica que gira en torno al filósofo, médico y teólogo cordobés Maimónides (1135-1204), una de las figuras judías mas influyentes del Medievo. Su obra, como la de muchos filósofos musulmanes de su época, buscaba un punto de encuentro entre la razón (la filosofía y ciencia griegas heredadas de Aristóteles) y la fe (los dogmas de la religión hebrea), lo que le valió las críticas de los judíos ultraconservadores. Su trabajo más conocido lleva por título "La Guía de los Perplejos".

En la novela, un anciano Maimónides narra su vida a un díscipulo cristiano (de la Provenza creo recordar). Su niñez y juventud trascurren en la Córdoba medieval andalusí, en aquellos tiempos una de las ciudades más importantes del mundo a nivel cultural y donde las tres comunidades religiosas (musulmanes, cristianos y judíos) vivían en paz. El padre de Maimónides, una autoridad en la Judería, quiere que siga sus pasos dentro de la comunidad, pero termina respetando las inquietudes filosóficas y científicas de su vástago, nacidas por el descubrimiento de un tratado de medicina del filósofo musulmán Avicena. Otro filósofo musulmán, el cordobés Averroes, se convertirá en maestro y amigo del joven judío. Averroes es el prototipo del cordobés amigable, senequista y dado a los placeres de la bebida. Le Porrier da una visión idealizada de la amistad entre los dos filósofos, cuyas diferencias les unen en vez de separarles.

No durará mucho. Son los tiempos de los Reinos de Taifas posteriores al Califato, y ante el empuje de los reinos cristianos del norte los reyezuelos musulmanes piden auxilio al Imperio Almohade del Magreb, que tras detener el avance cristiano conquistan todas las taifas existentes (Córdoba incluida). Los almohades son extremistas islámicos que no tardan en decretar la conversión forzosa de judíos y cristianos y en ser los causantes de la decadencia de Córdoba como icono del saber medieval. Maimónides y su familia deciden huir e inician un largo periplo que les lleva de Almería a la capital almohade Fez, luego a la Palestina de los Cruzados y finalmente a Egipto (donde Maimónides se convertirá en médico y amigo personal de Saladino).

La novela es un canto a favor de la libertad de pensamiento (e investigación) y contra la intolerancia religiosa. Uno de los momentos mas infames tiene lugar cuando los almohades ordenan quemar la biblioteca de la universidad de Córdoba y prohiben enseñar nada que no sean estudios coránicos. El ideal religioso de las Cruzadas también es tratado como mero pretexto hipocrita para perpetrar masacres y abusos de poder que nada tienen que ver con el ideal de amor cristiano.

La obra de Le Porrier me gustó y logró que me involucrara con las inquietudes y penalidades de Maimónides [me sentí mas cercano a él que a un monje, un místico o un santón], en especial su afán por saber y sus dudas existenciales; como por ejemplo la que sufre al no poder hacer nada por unos tintureros judíos que trabajan como "esclavos felices" para un rey cruzado que los explota y mata lentamente (al final de su meditación solitaria acepta la situación ya que no se puede ayudar a quién no se deja ayudar).

Este libro fue el regalo de una pareja de amigos, José Romero y Sandra, cordobeses honorarios que aman la ciudad de la Mezquita y que adquirieron la novela de Le Porrier en una librería de la misma.

sábado, 8 de mayo de 2010

Un vídeo de Eckhart Tolle

ECKHART TOLLE (1948). Escritor, pensador y conferenciante nacido en Alemania. Pasó parte de su juventud en España para luego trasladarse al Reino Unido y estudiar Filosofía y Letras en las universidades de Cambridge y Londres. La superación de una crisis personal le hizo abrazar los campos de la mística, la autoayuda y la literatura espiritual. Fruto de todo ello fue su primer libro, "El Poder del Ahora" (1997), el cual se convirtió en un best-seller con ingentes ventas en todo el mundo.
Tolle se considera recopilador y difusor de las enseñanzas de los sabios hindúes Jiddu Krishnamurti y Ramana Maharshi. A estos influjos se podrían añadir los ejercidos por el sufismo, el budismo zen y la filosofía estoica.
Al seminal "El Poder del Ahora", se pueden añadir otros trabajos como  "El Silencio Habla" (2004), "Un Nuevo Mundo, Ahora" (2007) o "La Nueva Conciencia" (Libro-DVD que incluye integramente la conferencia que dió en Barcelona el año 2007).

A continuación un video de Youtube, el enlace me fue proporcionado por un contacto en Facebook.

jueves, 6 de mayo de 2010

"El Elefante Encadenado" de Jorge Bucay

Hoy os propongo un relato del psicoterapeuta y escritor argentino Jorge Bucay (incluido en el libro Déjame Que Te Cuente) que llega al corazón de un alma sensible. Habla sobre las cadenas o capas psicológicas que lastran y condicionan la libertad personal (como por ejemplo una educación restrictiva, las malas experiencias o las compañías inapropiadas).

Siempre merecerá lo mejor en la vida quién ayude a desatar la estaca de un elefante encadenado :-)



EL ELEFANTE ENCADENADO (Jorge Bucay)

- No puedo -le dije- NO PUEDO.

- ¿Seguro? Pregunto el gordo.

- Sí, nada me gustaría más que poder sentarse frente a ella y decirle lo que siento... pero se que no puedo.

El gordo se sentó a lo Buda en esos horribles sillones azules del consultorio, se sonrió, me miró a los ojos y bajando la voz (cosa que hacía cada vez que quería ser escuchado atentamente), me dijo:

- ¿Me permitís que te cuente algo?

Mi silencio fue suficiente respuesta.

Jorge empezó a contar:

Cuando yo era chico me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de los circos eran los animales. También a mí como a otros, después me enteré, me llamaba la atención el elefante. Durante la función, la enorme bestia hacía despliegue de su peso, tamaño y fuerza descomunal... pero después de su actuación y hasta un rato antes de volver al escenario, el elefante quedaba sujeto solamente por una cadena que aprisionaba una de sus patas a una pequeña estaca clavada en el suelo.

Sin embargo, la estaca era sólo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en la tierra. Y aunque la cadena era gruesa y poderosa me parecía obvio que ese animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su propia fuerza, podría, con facilidad, arrancar la estaca y huir.

El misterio es evidente:

¿Qué lo mantiene entonces?

¿Por qué no huye?

Cuando tenía cinco o seis años, yo todavía confiaba en la sabiduría de los grandes. Pregunté entonces a algún maestro, a algún padre, o a algún tío por el misterio del elefante. Alguno de ellos me explicó que el elefante no se escapa porque estaba amaestrado.

Hice entonces la pregunta obvia:

–Si está amaestrado ¿por qué lo encadenan?

No recuerdo haber recibido ninguna respuesta coherente.

Con el tiempo me olvidé del misterio del elefante y la estaca... y sólo lo recordaba cuando me encontraba con otros que también se habían hecho la misma pregunta.

Hace algunos años descubrí que por suerte para mí alguien había sido lo bastante sabio como para encontrar la respuesta:

El elefante del circo no escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde que era muy, muy pequeño.

Cerré los ojos y me imaginé al pequeño recién nacido sujeto a la estaca.

Estoy seguro de que en aquel momento el elefantito empujó, tiró y sudó tratando de soltarse. Y a pesar de todo su esfuerzo no pudo.

La estaca era ciertamente muy fuerte para él.

Juraría que se durmió agotado y que al día siguiente volvió a probar, y también al otro y al que le seguía...

Hasta que un día, un terrible día para su historia, el animal aceptó su impotencia y se resignó a sus destino.

Este elefante enorme y poderoso, que vemos en el circo, no escapa porque cree –pobre– que NO PUEDE.

Él tiene registro y recuerdo de su impotencia, de aquella impotencia que sintió poco después de nacer.

Y lo peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ese registro.

Jamás... jamás... intentó poner a prueba su fuerza otra vez...

Vamos por el mundo atados a cientos de estacas que nos restan libertad... condicionados por el recuerdo de «no puedo»...

Tu única manera de saber, es intentar de nuevo poniendo en el intento todo tu corazón...


domingo, 2 de mayo de 2010

La doctrina de Epicteto

Video con una exposición de la doctrina del filósofo y moralista griego Epicteto (55 d.c.-135 d.c.), máximo exponente (junto con Séneca y Marco Aurelio) de la filosofía estoica en la Antigua Roma:

Algunas frases de Epicteto:

"Si no tienes ganas de ser frustrado jamás en tus deseos, no desees sino aquello que depende de ti"

"Nadie es libre si no es dueño de sí mismo"

"No nos perturban las cosas sino las opiniones que de ellas tenemos"

"No pretendas que las cosas sean como las deseas; deseálas como son"

"Un barco no debería navegar con una sola ancla, ni la vida con una sola esperanza"