lunes, 15 de noviembre de 2010

Andrés Manzanares y Alejandro Castroguer

¡Lo que son las cosas! Mi antiguo amigo y compañero de escuela Andrés Manzanares (en el Colegio Azqueta de Sant Cugat del Vallés) entrevistando desde Palma de Mallorca (donde emigró su familia) al escritor Alejandro Castroguer, autor de La Guerra de la Doble Muerte. Durante el transcurso de la entrevista también se habla de Diario de un Zombi de Sergi Llauger y del trabajo de Carlos Sisí. He aquí un extracto de la misma

Esto es un extracto sonoro de la entrevista completa, que se irá entregando en el blog-podcast del equipo del que forma parte Andrés: http://1369tv.blogspot.com/ y supongo que también en Youtube.

4 comentarios:

  1. Gracias Antonio por tu reseña, la verdad es que supe del trabajo de castroguer y me decidi a enviarle la peticion de amistad por ti , ya que era amigo tuyo.En el fondo tu tambien eres " culpable" de todo esto jajjajajaj

    ResponderEliminar
  2. Escuchar tu voz después de tantos años no fue cualquier cosa :-)

    Para que luego digan que Facebook no sirve para que amigos se reencuentren después de años ¿en nuestro caso pueden ser unos 30?. Eso, y la literatura de género zombi, que también ha dado la casualidad de que nos guste y hagamos hecho nuestros pinitos reseñando o entrevistando.

    ResponderEliminar
  3. Toda la razon del mundo antonio en aquella epoca ( cuando eramos niños ) te veia en el colegio como alguien que ya apuntaba maneras y muy adelantado a tu propia epoca.Aun recuerdo una pelea que tuve con mi primo Jose Mª por defenderte y es que no soportaba que nadie intentase dañar a otro por considerarlo diferente , en el sentido de que a ti te gustaban cosas que a lomejor a un niño de esa edad le quedaban grandes jajajajaj , pero yo tambien me alegre mucho de retomar contacto despues de treinta y un años

    ResponderEliminar
  4. Los recuerdos que tengo de ti es de persona cariñosa y muy inteligente :-) Lo de tu primo ni ídea, ahora intento acordarme y no recuerdo quién era :-)

    ResponderEliminar