domingo, 3 de octubre de 2010

Sobre Chantal Maillard, poeta y filósofa



Chantal Maillard, nacida en Bruselas (1951) y nacionalizada española, reside en la actualidad entre Málaga y Barcelona. Es doctora en filosofía pura y profesora titular de estética y teoría de las artes. Ha vivido largas temporadas en la ciudad india de Benarés, donde se especializó en filosofía y religiones indias. Como poeta ha publicado, entre otros, Azul en Re Menor (1981), Hainuwele (1990), Poemas a mi muerte (1994), Conjuros (2001), Lógica Borrosa (2002), Matar a Platón (Premio Nacional de Poesía en 2004) e Hilos (2007). En su faceta filosófica -que entronca con la prosa poética- podemos citar títulos como Diarios Indios (1992/2001), La Sabiduría como Estética. China: Confucianismo, Taoísmo y Budismo (1995), Filosofía en los Días Críticos: Diarios (1996/1998) y Rasa: El Placer Estético en la India (1999). En estos momentos prepara su próximo trabajo, que llevará por título Bélgica.

Mi primer contacto con Chantal Maillard fue todo un flechazo literario, creo que fue a través de Conjuros o Lógica Borrosa, me gustó tanto su poesía como su contenido y a partir de ahí comence a interesarme por todo su trabajo. Matar a Platón, que me impactó mucho, también tuvo el factor emocional de coincidir su lectura con los aciagos dias del atentado del 11-M y fue lo que que necesité en ese momento. Chantal Maillard también es una autora con una singularidad dentro de mi biblioteca, y es que tengo dedicatorias suyas en dos de sus libros (no para mí al ser libros de segunda mano, pero resulta genial de todos modos).  A ver si a la tercera es para moi durante alguna presentación y firma de ejemplares en Barcelona :-)

A continuación unas muestras de su poesía:

¿Y dónde está escondido tu tesoro, Hainuwele? (1990)

«¿Y dónde está escondido tu tesoro, Hainuwele?»,
...me pregunta, burlona,
la más anciana del poblado.
Se refiere, lo sé, a lo que siempre buscan
los hombres cuando vuelven del combate.
Mi tesoro, contesto, es suave como el musgo, dulce
como leche de almendras,
tiene el frescor de los helechos
y sangra sin dolor hasta teñir de púrpura el crepúsculo
o para alimentar los cachorros de un tigre.

Mi tesoro no está escondido:
resplandece en el bosque como el oro,
mas sólo un hombre ciego
pudo hallar el camino que a él conduce.


Las lagrimas de Kali, la conjuradora (2001)

I
(...)
Yo soy Kali,
la destructora,
la oscura,
la del collar de calaveras,
la bebedora de sangre.
la solitaria.

La fuerza del universo
es el sonido de mis armas
y no hay perdón ni hay
remordimiento
porque no hay ofensa ni ofendido,
ni culpa ni culpable,
hay tan sólo un mundo acumulado
bajo las plantas de mis pies
y no lamento el final desgraciado
de algunos,
ni el argumento que fue felizmente
resuelto,
no lamento el final de todas
las historias
pues yo soy el principio
y el fin de todas ellas.
Yo soy Kali la oscura,
la terrible,
la bella,
la que construye el tiempo
contando sus victimas.
(...)


No pondrás nombre al fuego (2001)

No medirás la llama
con palabras dictadas por la tribu,
no pondrás nombre al fuego,
no medirás su alcance.
Todas las llamas son el mismo fuego.
Mi cuerpo es una antorcha que alumbra los espantos
que la razón constituye en sus tinieblas.
Hay que mirar al cuerpo, muy adentro,
tocar el centro ardiente, abrirlo y propagar
el gozo de la lava.
No importa en qué caderas,
en qué pecho resbale,
no importa la estatura, el sexo o la materia
pues todos caminamos sobre la misma pira.
No medirás la llama con palabras que encubren
los viejos sentimientos de los hombres.

Unos cuantos vídeos de Chantal en el blog Lost In Marienbad:

No hay comentarios:

Publicar un comentario