jueves, 21 de octubre de 2010

A Garota de Ipanema (dedicado a las mujeres que cambian vidas)

La génesis del estándar Garota de Ipanema (The Girl from Ipanema) de A.C. Jobim y Vinicius de Moraes data de 1962, de cuando los dos amigos frecuentaban el antiguo Bar Veloso en Rio de Janeiro. Quiso el destino que pasara por allí la joven Heloisa Pinheiro, amiga de estos, y que a Vinicius le viniera la bendita inspiración para entretejer una de las letras más inmortales de la música brasileña e internacional (acompañada de la bella melodía de Jobim, por supuesto). 

El cantante Pery Ribeiro cantó Garota de Ipanema ya en 1963, pero es la versión del aclamado álbum Getz/Gilberto (1964) la que dió fama mundial al tema de Jobim y Vinicius. La grabación del saxofonista Stan Getz, el guitarrista y cantante Joao Gilberto, la mujer del anterior Astrud cantando en inglés y el toque sutil de Antonio Carlos Jobim al piano fue escuchada en todo el planeta. Desde entonces ha conocido infinitas versiones. 

El  mensaje de Garota de Ipanema es profundo y lejos del tópico al uso (no olvidemos la condición de literato de Vinicius). La Chica o Chico de Ipanema es aquella persona que llega en un momento concreto de nuestras vidas, aquel en que estamos hastiados de experiencias sentimentales o personales negativas (por no decir entornos mediocres), y que ¡oh, sorpresa! con su irrupción hacen cambiar el chip de nuestras vidas. Vinicius también añade un concepto afín al Budismo Zen y el Taoísmo, el de que toda belleza o vivencia es impermanente, ya que es algo que viene y que pasa (como aquella conocida frase del filósofo griego Heráclito que dice "Nadie se baña dos veces en el mismo rio"). Vinicius finiquita la reflexión con esta fantástica frase: "Es un don de la vida en su lindo y melancólico fluir y refluir constante". En cualquier caso, tanto si estas figuras se quedan o el destino dicta otros caminos, la importancia de su paso es de dificil olvido y solo merece nuestra gratitud :-)

A continuación una introducción poco conocida (la descubrí en un video de Youtube cuyo enlace dejo para el final de esta entrada) y la letra clásica de Garota de Ipanema:

[Introducción]
Vinha cansado de tudo, de tantos caminhos
Tão sem poesía, tão sem passarinhos
Cansado da vida, cansado do amor.


Quando na tarde vazia, perdida no espaço
Eu vi a menina que vinha num passo
Num doçe balanço caminho do mar.


[Letra]
Olha que coisa mais linda, mais cheia de graça
É ela a menina que vem e que passa
Num doce balanço caminho do mar.


Moça do corpo dourado, do sol de Ipanema
O seu balançado é mais que um poema
É a coisa mais linda que eu já vi passar.


Ah, porque estou tão sozinho?
Ah, porque tudo é tão triste?
Ah, a beleza que existe!
A beleza que não é só minha
Que também passa sozinha


Ah, se ela soubesse
Que quando ela passa
O mundo inteirinho se enche de graça
E fica mais lindo
Por causa do amor

2 comentarios:

  1. Sublime canción: evocadora y sugerente como pocas. Relaja la mente y la prepara para un viaje a las regiones más ignotas del corazón.

    Maravillosa.

    Imagina un paseo de la mano de tu amada, con el mar de fondo teñido de un rojo incandescente y esta preciosa banda sonora impregnándolo todo...

    Este el tipo de arte que hace más llevadero nuestro paso por la mátrix.

    ResponderEliminar
  2. E incluso la mano de la amada es impermanente, por muchas Bodas de Plata y Oro que se cumplan! :-)

    Garota de Ipanema es un canto a recuperar la ilusión del amor y disfrutar del sabor del momento presente, en vez de tanto telemaneje con el pasado y el futuro :-)

    ResponderEliminar