lunes, 31 de mayo de 2010

Mis lecturas zombis

Como si de una epidemia genuina de muertos vivientes se tratara, los zombis cinematográficos de George A. Romero han irrumpido con fuerza en la literatura española de género. Daré mi opinión sobre los libros de esta temática que he leído hasta ahora (las películas ya me atraían hace años desde que ví en televisión "No profanar el sueño de los muertos" de Jorge Grau, cortesía del espacio "Mis Terrores Favoritos" de Narciso Ibañez Serrador).

1. Una novelización con trampa

Como habrá pasado a muchos que rozamos o rebasamos la cuarentena, mi primera lectura del género fue la novelización oficial de "La Noche de los muertos vivientes" (1974), publicada por Martinez Roca en 1985 dentro del número 13 de su colección Superterror. Es una "novelización con trampa" porque está escrita por John Russo, el co-guionista de la película original, lo que le da un plus ante otras novelizaciones del celuloide que leí en su día, bastante horribles. Además, John Russo es escritor y se nota en sus añadidos a la historia original, consiguiendo una lectura aceptable y amena aunque hayas visto la película o si has leído la novela más de una vez (la leí varias veces en 1987 y una en el 2008 si no recuerdo mal).  

2. Sequía

Después de la novelización de Russo, entre 1985 y 2007 España fue una tierra yerma en lo que respecta a publicaciones de muertos vivientes, excepto una antología -que no conseguí nunca- titulada "El Libro de los Muertos" (Ultramar), la cual incluía el relato "Parto en Casa" de Stephen King. Esta historia terminó cayendo en mis manos a través de un libro del propio King. ¿Mi opinión personal? Correcta, pero poco más.  Me resultaron mucho más interesantes durante esos años los precedentes de "Herbert West, Reanimador" de H.P. Lovecraft y "El Valle de lo Perdido" de Robert E. Howard, donde muertos reanimados dan buena muestra de cruenta antropofagia y mucha mala leche. También leí la novela que inspiró a Romero, "Soy Leyenda" de Richard Matheson, inquietante y triste por sus escenas de soledad y los torpes intentos de acercamiento del protagonista a otros seres vivos.  

3. Apocalipsis Z de Manel Loureiro

Si hay una editorial responsable del actual aluvión de libros sobre zombis, esa es Dolmen. Poco podían sospechar la repercusión de su publicación  de "Apocalipsis Z" (2008), novela del escritor gallego Manel Loureiro que comenzó como un blog en Internet. El gran éxito de esta permitió a Dolmen abrir una Línea Z, específica de esta temática donde publica obras de autores españoles y extranjeros. El filón que ha encontrado Dolmen ha convencido del invento a otras editoriales más grandes como Minotauro, Valdemar o  Plaza & Janes, e incluso se está dando el caso de adaptaciones de clásicos generalistas a la temática zombi, como si la literatura fantástica y de género devorara los Clásicos, una venganza que tiene su gracia (por los antecedentes del ninguneo académico a lo fantástico durante años y años).

Volviendo a "Apocalipsis Z", esta novela aporta la novedad de que los zombis llegan a nuestro país y que no son patrimonio de Estados Unidos, sino que pueden caminar y devorar transeuntes vivos por localizaciones que sentimos muy nuestras. La narración comienza como un blog y luego se transforma en un diario. La novela me gustó mucho en su día, aunque alternaba partes muy interesantes (el inicio cuando se desata la epidemía, la expedición suicida a Vigo, el relato de la caída de Vigo a manos de los zombis, etc...) con otras donde Loureiro bajaba el pistón y la prosa macarrónica hacía acto de presencia. Te encariñas con personajes como el abogado protagonista, su amigo ucraniano y el gato del abogado, Lúculo. En Internet saltó la polémica por un supuesto plagio que hace Loureiro en las primeras 60 páginas (de 300) de las situaciones de una historia contenida en el blog del británico Alpha Dog. Como no se leer inglés con garantias no puedo opinar, pero ello no debe ser menoscabo para "Apocalipsis Z" en lo que respecta a la propagación de la epidemia zombi en la literatura española de género, ¿no?

Loureiro ha publicado este año la secuela "AZ 2: Los Días Oscuros" en Plaza & Janes. Entretiene y se nota que Loureiro quiere dedicarse profesionalmente a la escritura (al estilo de un Stephen King o un Dean Koontz), pero me pareció inferior a "Apocalipsis Z". Quizá debido a que ya no era la novedad o que ya había leído más literatura zombi. Aun así, imaginarse la ciudad de Madrid condenada a su suerte no es cualquier cosa (quienes la hayan visitado sabrán el porqué). A ver que tal una tercera parte que Loureiro tiene proyectada para dar carpetazo al ciclo.

4. Guerra Mundial Z de Max Brooks

Poco después de la publicación de "Apocalipsis Z", la editorial Almuzara publicó una novela que ya era un best-seller fuera de nuestras fronteras, "Guerra Mundial Z" de Max Brooks (el hijo del cineasta Mel Brooks). Aquí la pandemia zombi ha sido controlada y un periodista se dedica a viajar por todo el mundo a realizar entrevistas a los supervivientes. Brooks no duda en destilar humor negro y crítica social y política extrapolable a la vida real (pero sin zombis, claro). Su lectura me mantuvo realmente enganchado y recuerdo episodios como el inicio de la infección en China, la batalla de Yonkers, las aventuras del capitán desertor de un submarino del ejercito chino, la atmósfera de anarquía y destrucción del capítulo de Japón, etc... La productora de Brad Pitt ha comprado los derechos de su adaptación cinematográfica, habrá que esperar los resultados, ya que también hay un empacho de la temática en el cine.


5. Los Caminantes de Carlos Sisí

Dolmen comenzó la andadura de su Línea Z con la publicación de la novela "Los Caminantes" de Carlos Sisí. En esta ocasión es la ciudad de Málaga la que sufre la expansión de la pandemia y los resucitados parecen un cruce entre los zombis de Romero y los infectados de la película "28 Días Después" de Danny Boyle. La novela comienza de un modo titubeante, pero esto dura nada y luego entra en una espiral en la cual no pude dejar de leer hasta el final. Está escrita en un estilo ágil, vital y muy visual, dando un resultado bastante superior a "Apocalipsis Z". En los momentos álgidos me llegué a preocupar por los personajes principales, a los que Carlos da una cercanía y una humanidad que ya quisieran otros escritores. ¿Puede ser esta la mayor ilusión de un autor hacia los personajes que crea? Pero el gran acierto de Carlos Sisí es la creación del padre Isidro, uno de los personajes literarios que más mal rollo me ha dado en años. También me gustaron algunos guiños bien insertados que hace el autor a la cultura popular: Lovecraft, Nietzsche, Tolkien, los mundos de Terry Prachett, etc... El autor y la editorial Dolmen han anunciado la próxima publicación de una secuela que llevará por título "Necrópolis", a ver si logra igualar o superar a esta.

6. La Plaga de los Zombis y Otras Historias de Muertos Vivientes V.V.A.A.

La editorial Valdemar ha publicado hace poco una antología de zombis llevada por el experto Jesús Palacios. La diferencia con los libros anteriormente reseñados es que se hace un repaso a la literatura de zombis en general, no solo al muerto viviente ideado por Romero y Russo (más concretamente al zombi original del vudú haitiano y el que apareció en las revistas pulp norteamericanas de los años 20, 30 y 40 del siglo pasado).

He leído los cinco relatos de zombis post-Romero y me han gustado. Tres de ellos, "Dios salve a la Reina" de John Skipp y Marc Levintal, "Amados Muertos" de Ian McDowell y "Conexiones" de Simon McCaffery, parecen cortados por el patrón de humor negro, decadencia y mal gusto de Clive Barker (de hecho, la historia de Skipp y Levintal es una adaptación literaria de un comic-book de Steve Niles y el propio Barker). Respecto a los otros dos, "Zaambi" de Terry y Christopher Morgan es una fusión con la temática de samuráis  a la Kurosawa que me pareció el esqueleto o borrador de un universo al cual un solo relato se le queda corto, y "¡Levantaos!" de Jay Alamares es un homenaje a "El regreso de los muertos vivientes", una película de 1985 guionizada por John Russo donde se da al tema un toque humorístico y a los zombis la facultad de hablar y razonar. 

7. Futuras lecturas y reflexión final

Espero con mucho interés la inminente publicación por Dolmen del "Diario de un zombi" de Sergi Llauger, ambientada en la ciudad de Barcelona (lo que acrecienta mi curiosidad porque resido muy cerca de allí). En ella, el muerto viviente protagonista no ha perdido, por motivos desconocidos, ni su raciocinio ni su memoria, y por si fuera poco nuestro zombi tiene una forma de ser bastante peculiar. A ver que tal, ojalá me guste.

No quisiera acabar esta entrada en el blog sin reconocer que la ficción zombi tiene un talón de Aquiles del tamaño de una catedral: se agota y repite rápidamente si se siguen escrupulosamente los parámetros introducidos por George Romero en su trilogía original (aunque también es verdad que se podría achacar lo mismo a las criaturas de las películas Alien y Predator). Por ello, creo que es mejor que los escritores inventen variaciones, novedades o directamente rizar el rizo. Puede que no sea casualidad que parte de esto haya influido en que me hayan gustado las historias que os he comentado líneas arriba.

7 comentarios:

  1. En pocas semanas va a salir a la venta "Antología Z-Volumen 2", un conjunto de relatos sobre zombies por varios autores. La foto de la portada es un mosso d'esquadra zombie :-)

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el aviso, Miguel. Si tú o cualquier visitante quereis aportar algo sobre las obras comentadas sois bienvenidos (y también de otras obras, ya sea de zombis o de parientes próximos como los infectados de "28 Días Después" o los de "Reanimator" de Brian Yuzna);-)

    Por falta de posibilidades de crítica social no será, porque... ¿que representan exactamente los zombis canibales o los infectados inyectados de ira? ¿Los zombis representan el instinto gregario de nuestra especie? ¿O es miedo a la masa?

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy buscando desesperadamente volver a leer la noche de los muertos vivientes pero no lo encuentro en las librerías ni en internet... quisiera volver a leer el libro que cambió mi vida. No sabes acaso cómo ayudarme?

    ResponderEliminar
  4. Hay dos redes de libros de segunda mano, a ver si las tienen por ahí:

    http://www.iberlibro.com

    http://www.uniliber.com

    ResponderEliminar
  5. Otra ídea sería que alguien que tuviese el libro lo escaneara (pero yo no tengo escáner).

    ResponderEliminar
  6. Una lectura entretenida de zombis ambientada en España

    ResponderEliminar
  7. Una lectura entretenida de zombis ambientada en España.
    http://earthuszombi.wordpress.com/

    ResponderEliminar